Público
Público

El PP se hará con la Alcaldía de Alcúdia gracias a una tránsfuga

El PSM asegura que el que ella se vote a sí misma, sólo encubre el pacto y "no cambia nada"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El PP logrará hoy la Alcaldía de Alcúdia (Mallorca) con el apoyo de la tránsfuga y antigua edil del PSM, Carme García. El presidente electo de Balears, José Ramón Bauzá, aseguró a Efe que su partido accederá a la Alcaldía de Alcudia con sus 'propios votos' y añadió que la dirección del PSM debe explicar por qué ha decidido ir en contra de los intereses de los ciudadanos de este municipio.

El incumplimiento del pacto antitrasfuguismo firmado por los partidos se consumará en Alcúdia porque la única concejal que obtuvo el PSM-Iniciativa Verds-Entesa se votará a sí misma, lo que supone que los conservadores asuman la alcaldía al ser la lista más votada.

En las pasadas elecciones, el PP obtuvo ocho concejales, Convergencia per les Illes, cuatro, y el PSOE otros tantos. La coalición con la que fue elegida Carme García tenía por eso la llave del gobierno.

El secretario general del PSM, Biel Barceló, aseguró ayer que 'no cambia absolutamente nada de la realidad' que el PP llegue a la Alcaldía de Alcúdia sin el voto de García, ya que, según recordó, la edil tiene firmado un pacto con los conservadores, por el que será nombrada segunda teniente de alcalde y regidora de Ferias y Mercados.

Tras la primera reunión de la Junta de Portavoces del Parlamento de esta legislatura, Barceló apuntó que el hecho de que García vaya a presentar su candidatura a la Alcaldía es una manera de 'encubrir' el pacto que ya está firmado para que la tránsfuga forme parte del equipo de Gobierno de Alcúdia, informa Europa Press.

'Ahora lo quieren vestir de que regeneran la vida política y aunque han tenido que rectificar, eso no quita para que el pacto esté firmado', sostuvo. Argumentó que en Alcúdia, el PSM-IV estaba 'a punto de cerrar un pacto' con el PSIB y Convergencia per les Illes para gobernar el Ayuntamiento. Sin embargo, criticó que no ha podido concretarse el acuerdo, debido a que la edil electa del PSM hizo un pacto 'por detrás con el PP contra la voluntad del PSM'.

Esquerra Unida (EU), por su parte, exigió a José Ramón Bauzá que cumpla el pacto contra el transfuguismo y que expulse a los ediles que formen parte de la Corporación local de Alcúdia por llegar al Gobierno con el apoyo de una tránsfuga.

En un comunicado, EU ha puesto de manifiesto su rechazo 'frontal' a este tipo de conductas que 'deben solucionarse con contundencia', por lo que ha incidido en la necesidad de que Bauzá aplique el pacto que firmó su partido el 8 de julio de 1998 y renovó en septiembre del año 2000.

Por ese acuerdo, 'los partidos asumen la obligación de, mediante la aplicación de sus propios Estatutos, incoar los correspondientes expedientes disciplinarios y expulsar de la organización al concejal tránsfuga o a aquellos que violenten el citado compromiso instrumentalizando o apoyándose, en su provecho, en los concejales tránsfugas'.

En este contexto, EU pone de manifiesto el 'evidente' vacío legal existente ante estas situaciones, que 'deja a la consideración y buena voluntad de los partidos el cumplimiento de un pacto de no alteración de los resultados electorales por casos de transfuguismo'.