Público
Público

El PP incendia la campaña y se refugia en un fallo técnico

La empresa del juego que liquidaba a inmigrantes se creó hace sólo dos meses

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Todos los portavoces del Partido Popular en Madrid y en Barcelona se desmarcaron ayer del videojuego Alicia Croft, que, a través de un avatar de la candidata del partido, permitía liquidar a inmigrantes ilegales e independentistas. El 'error' se endosó a la empresa creadora, Nectaris Mobile Marketing, constituida hace sólo dos meses, cuyos responsables asumieron la pesada losa de entonar el mea culpa sin rechistar en medio de las llamas que ayer seguían ardiendo, porque todos los partidos acusaron al PP de 'jugar con fuego'. SOS Racisme anunció que irá hoy a la fiscalía.

Pero el incendio es sólo un nuevo paso en una estrategia muy planificada por el PP para situar el problema de la inmigración en el eje del debate, primero en Catalunya y luego quizá en toda España. A la cima de lanzar el videojuego se ha llegado tras ensayos cada vez más subidos de tono, como la distribución de folletos que asociaban directamente a inmigrantes rumanos con la delincuencia y que también se justificó con errores técnicos.

Madrid controla al milímetro la actividad catalana del partido

'Según salga el experimento, se extenderá o no a toda España, pero está claro que en campaña aquí no se mueve un dedo sin el visto bueno de la dirección nacional', coinciden dos dirigentes con muchos años en la ejecutiva.

Pese a la insistencia en la tesis del 'error', todos los indicios apuntan hacia una estrategia cuidadosamente diseñada para colarse en la centralidad de la campaña, algo difícil para un partido muy importante en el conjunto de España pero casi marginal en Catalunya, donde obtuvo en 2006 apenas el 10% de los votos. Como consecuencia de esta debilidad histórica, el partido ha estado tradicionalmente intervenido por Madrid, que controla desde los detalles más insignificantes hasta la elección misma del líder.

'Colocamos por error una versión en pruebas', dice el jefe de la compañía

Varios aspectos refuerzan esta idea de estallido controlado del videojuego. Pese a que la iniciativa se atribuyó a Nuevas Generaciones, no se difundió en la web de las juventudes, sino directamente en la página de campaña, controlada férreamente por el equipo más cercano de la candidata.

Y, poco después de lanzarse, los candidatos que integran la lista electoral recibieron un mensaje del aparato del partido informándoles de la iniciativa y adjuntando el link.

El jefe de campaña y secretario general del partido, Jordi Cornet, explicó a Público que el envío fue 'rutinario'. Y añadió que nadie revisó el proceso informático de colgar el juego en la red porque ya se había dado luz verde al producto, y la empresa 'se confundió' y colocó la versión anterior, en la que Alicia Croft liquida a los inmigrantes a bombillazos y entre llamas.

Este diseño, inspirado en el tirar la piedra y esconder la mano, sería idéntico al utilizado en Badalona (Barcelona) con el folleto de los rumanos, según fuentes del partido. Entonces, tras desatarse la tormenta, Alicia Sánchez-Camacho alegó haber repartido los papeles sin leerlos previamente y le endosó la responsabilidad a su organización local.

Sin embargo, varios dirigentes que vivieron de cerca ese episodio explican que fue 'la dirección al máximo nivel' la que dio luz verde al folleto, algo que los portavoces oficiales niegan tajantemente. 'Se presentaron dos opciones, una dura y la otra más blanda, y fue Urgell [calle de la sede regional] la que eligió la dura', aseguran.

Ayer, Nectaris Mobile Marketing, la empresa constituida el pasado septiembre, asumió toda la responsabilidad del juego: 'Las Nuevas Generaciones insistieron mucho en que el juego fuera simpático y gracioso, y a nosotros nos lo parecía', explicó a Público Ignacio Giner, administrador de la compañía.

Y añadió: 'Hicimos una versión beta [en pruebas] y se hicieron correcciones. Pero al colgarlo, cometimos un error y metimos la beta. Es culpa nuestra, pero estamos sorprendidos por las reacciones a un simple error'.

¿Por qué eligió el PP a una empresa constituida hace apenas dos meses para un encargo tan sensible? 'Fue la oferta más ajustada', explican fuentes del partido. Giner admite que en el momento de constituir la empresa ya tenían el encargo.

'Es sólo un juego', trató de zanjar Alicia Sánchez-Camacho. Y el PP anunció que pronto colgará la versión correcta en la web. A las 21.15 horas de ayer aún no lo había hecho, pero ya ha quedado claro a qué tipo de juego está dispuesto a jugar.

DISPLAY CONNECTORS, SL.