Público
Público

El PP insinúa sin pruebas un "agujero" en las cuentas del Estado

Pons condiciona los "compromisos" electorales de su partido a la situación financiera

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El PP se pone en lo peor, sin pruebas. Adelanta lo que sería una nueva justificación para la política del tijeretazo que podría aplicar Mariano Rajoy en el caso de resultar elegido presidente del Gobierno el 20-N,en la misma línea de los dirigentes conservadores que gobiernan las comunidades autónomas. El vicesecretario de Comunicación del partido, Esteban González Pons, insinuó este lunes que es posible que el próximo Ejecutivo se encuentre con 'algún agujero' en las cuentas públicas. 'Si ha pasado en las comunidades autónomas, ¿por qué no nos va a pasar en la Administración central?', se preguntó.

Pons no aportó pruebas que sostuvieran esa afirmación, ni especificó cuál sería la actuación de un hipotético Gobierno de Rajoy ante esa situación. Para decidir si llevarán a cabo más ajustes, dijo, primero tienen 'que conocer lo que hay en las arcas del Estado'. Y se limitó a cargar contra el Ejecutivo por su 'falta de previsión presupuestaria'.

'Si ha pasado en las autonomías, ¿por qué no nos va a pasar en el Gobierno', dice Pons

El dirigente del PP criticó al equipo de José Luis Rodríguez Zapatero por no haber presentado un proyecto de Presupuestos ni haber prorrogado los de 2011. Obvió, de nuevo, que la prórroga de las cuentas públicas es automática, según el artículo 132 de la Constitución, en el caso de que no se aprueben unas nuevas cuentas antes del 1 de enero. Y olvidó, asimismo, que a pesar de esa prórroga, el nuevo Gobierno podría aprobar antes de fin de año decretos para modificar algunos aspectos del Presupuesto, como los relacionados con las pensiones y los sueldos de los funcionarios.

El portavoz conservador afirmó que el PP 'no hará una nueva congelación de pensiones ni una nueva rebaja del salario de los funcionarios'. Su partido 'nunca lo habría hecho', aseguró. 'Porque pensamos que cuando hay que ajustar no hay que hacerlo por la parte más débil del presupuesto. No hay que hacerles pagar a los que es más fácil hacerles pagar sino que tienen que pagar aquellos a los que es más difícil hacerles pagar', añadió. Por lo tanto, remarcó que, en el caso de llegar al Gobierno, los conservadores 'nunca' harían ningún ajuste del gasto social 'sea cual sea la situación de las arcas públicas'.

Tampoco subirá impuestos. Pons resumió las dos formas que, según él, existen para salir de la crisis, la del PSOE y la del PP. En su opinión, mientras el candidato socialista Alfredo Pérez Rubalcaba 'está empeñado en subir impuestos, Rajoy está empeñado en subir el empleo'. De esta forma, los conservadores sostienen que 'si gana Ru-balcaba subirán los impuestos indirectos para todos los españoles y seguirá habiendo impuesto de patrimonio para la clase media'. Mientras que, si el próximo presidente es Rajoy, 'bajarán los impuestos para pymes y autónomos para que creen empleo y bajará el impuesto de sociedades'.

Los conservadores vuelven a exigir la prórroga de los Presupuestos

El vicesecretario de Comunicación del PP puso en un nuevo aprieto a sus compañeros en Euskadi socios del Gobierno de Patxi López al cargar contra el lehendakari. Le acusó de 'hacerle la campaña electoral a ETA'. Pons consideró que el plan de reconciliación presentado por López significa 'hablar de lo que ETA quiere' que se hable, por lo que 'es hacerle la campaña electoral a las listas que ETA quiere presentar'.

Mariano Rajoy se desplazó este lunes hasta Zaragoza, donde suscribió un acuerdo electoral con el Partido Aragonés. Ambas formaciones concurrirán juntas el 20-N ya que, según dijo el líder del PP, es 'importante que una gran mayoría de españoles sumen, por encima de las diferencias y las discrepancias que pueda haber entre los partidos políticos', para 'la recuperación económica, social e institucional de España'.