Público
Público

El PP invita a Neira a dejar su cargo público

Granados critica con dureza su arresto por conducir borracho

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La detención de Jesús Neira el miércoles pasado en Madrid por triplicar la tasa permitida de alcoholemia al volante desató ayer una oleada de críticas, procedentes, entre otras, de las asociaciones de mujeres, la ministra de Igualdad, Bibiana Aído, o el consejero madrileño de Presidencia, Interior y Justicia, Francisco Granados, cuyo departamento paga a Neira una dieta.

Neira, profesor universitario, saltó a la fama en el verano de 2008, cuando quedó en coma tras defender en plena calle a una mujer del maltrato de su pareja. Como premio a su heroicidad, acumuló condecoraciones. El Gobierno le otorgó la Gran Cruz del Mérito civil y la presidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre, le nombró presidente del Consejo Asesor del Observatorio madrileño contra la Violencia de Género.

Pero su buena imagen empezó pronto a empañarse, sobre todo después de expresar su deseo de tener una licencia de armas, o de que, en un libro, arremetiese contra la Constitución. Tanto las feministas como PSOE e IU han exigido varias veces su dimisión del cargo público que ostenta.

Su detención ahora por un presunto delito contra la seguridad vial ha dado la puntilla a su popularidad. El lunes se celebrará un juicio rápido en los juzgados de Plaza de Castilla para dirimir su causa.

Para Granados (del PP), lo ocurrido es 'un hecho grave que debería tener consecuencias' y tendría que hacer reflexionar al profesor Neira 'sobre las decisiones que tiene que tomar en el futuro'. El consejero madrileño hizo estas declaraciones por la mañana. Por la tarde, a la pregunta de si Neira iba a ser cesado, fuentes del Gobierno regional respondieron a este diario que Granados ya había sido 'muy explícito' e insistieron en que había que esperar su decisión.

Neira achaca que triplicara el límite de alcoholemia a su medicación

Por su parte, la ministra socialista Aído señaló a este periódico: 'Igual que hay actos que merecen un reconocimiento, considero que otros tienen que ser reprobados'.

Neira se defendió de las acusaciones en Antena 3, la cadena de televisión con la que colabora. Afirmó que fue detenido haciendo eses al volante por una autovía porque había tomado media copa de vino y un licor de café que potenciaron los efectos de un medicamento que está tomando para evitar ataques epilépticos.

Bibiana Aído considera que el acto «debe ser reprobado»

'Menos mal que se fijó en mí un policía y vio que no tenía una conducción normal. Menos mal, porque si no hubiera habido una desgracia', apostilló Neira, quien dijo que se sentía 'completamente fatal' al volante y no tenía 'buena visión'.'Afortunadamente este policía llamo al Samur y a la Guardia Civil, me hicieron la prueba del alcohol y me dieron una gran alegría al decirme lo que tenía de alcohol, porque por lo menos esto tenía una explicación', aseguró.

Fuentes de su entorno explicaron a este diario que Neira es una persona que está 'enferma', que toma una medicación muy fuerte y que necesita cuidados. Las mismas fuentes agregaron que su continua exposición pública no le beneficia para su recuperación física y psíquica.

La actuación de Neira sumó ayer críticas continuas. Desde organizaciones como la Red Feminista contra la Violencia de Género o la asociación de mujeres juristas Themis hasta la propia Delegado del Gobierno de Madrid, Amparo Valcarce. 'Es muy conveniente que Esperanza Aguirre reflexione y tome medidas de inmediato', sentenció Valcarce.