Público
Público

El PP lanza mensajes opuestos sobre la elección de Donostia como capital cultural

La dirección nacional cree que San Sebastián puede ser "un escaparate" de ETA y Basagoiti cree "injustas" las críticas

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Es algo excepcional. Todos los partidos en Euskadi se unieron ayer en defensa de San Sebastián como Capital Europea de la Cultura para 2016 ante las críticas que arrecian contra la elección de la capital guipuzcoana, gobernada por Bildu. La coalición abertzale, el PNV, el PSE y el PP, los cuatro partidos representados en el consistorio, reivindicaron que la ciudad merece tal denominación porque presentó 'el mejor proyecto'.

La coronación de San Sebastián, en detrimento de Segovia, Las Palmas, Burgos, Córdoba y Zaragoza, causó ya el martes gran malestar en estas dos últimas ciudades, verbalizado en la primera por su exalcaldesa y actual ministra de Medio Ambiente, Rosa Aguilar, y en la capital aragonesa por su regidor, el también socialista Juan Alberto Belloch. 'Error' y 'disparate' fueron algunos de sus adjetivos contra la decisión del jurado.

Todos los partidos hacen piña en Euskadi en defensa de la decisión

Ayer mismo, Belloch anunció que iba a pedir al Ministerio de Cultura que devuelva el informe para revisar la designación de San Sebastián porque, a su juicio, el jurado 'incumplió' los criterios al tomar en consideración cuestiones políticas. Belloch lo interpretó así porque el presidente del comité de se-lección, Manfred Gaulhofer, aludió 'explícitamente' a la contribución con esta denominación a un proceso de paz en Euskadi. El alcalde de Zaragoza busca el apoyo del resto de ciudades para ir contra el premio otorgado a Donostia.

Este suscitó también reaccio-nes poco entusiastas en el PP en Madrid. El líder de los conservadores, Mariano Rajoy, afirmó que de Bildu espera 'cualquier cosa' porque, insistió, 'está al servicio de una organización (ETA) cuyas formas de actuar son conocidas por todos'. El diputado Alfonso Alonso fue más allá al plantear que San Sebastián puede ser 'un escaparate para la proyección internacional de Batasuna-ETA'. Y la portavoz conservadora en el Congreso, Soraya Sáenz de Santamaría, dijo que estarán 'vigilantes' para que el proyecto no sea 'desvirtuado'. Y se refirió a las palabras del alcalde donostiarra, en las que aseguraba que ahora se abre un periodo de normalización en el País Vasco: 'La única normalización que falta en el País Vasco es que ETA desaparezca', dijo.

Se pone así de manifiesto que ni siquiera la designación de San Sebastián como Capital Europea de la Cultura para 2016 puede salvarse de la crispación política. La nueva polémica motivó, incluso, el pronunciamiento de la Comisión Europea. Su portavoz, Carlo Corazza, afirmó que la ciudad donostiarra 'se merecía' esta denominación: 'La elección fue regular y la hizo un jurado independiente'.

La Comisión Europea rehu-só además polemizar sobre el hecho de que San Sebastián haya sido la elegida cuando está gobernada por Bildu. 'Respetamos la elección. El alcalde fue elegido en el marco de un proceso democrático'.

Uno de los integrantes del comité de elección, Enrique Cabero, negó también que la designación de Donostia responda a 'criterios políticos'.

Odón Elorza: 'No se puede enmierdar una decisión cultural sólida'

Los partidos en Euskadi reaccionaron en defensa de la capital donostiarra. Esa unidad se escenificó en una comparecencia con la presencia del alcalde, Juan Karlos Izagirre; la consejera vasca de Cultura, la socialista Blanca Urgell; el diputado general de Gipúzcoa, Martin Garitano (Bildu), así como los ediles del PSE, PP y PNV, Ernesto Gasco, Ramón Gómez y Miren Azkarate, respectivamente. Ni el alcalde ni la consejera quisieron alimentar la polémica. 'La apuesta es justo la contraria a la dialéctica de la confrontación, es intentar aunar', dijo Izagirre.

El portavoz del PSE tomó también la palabra para destacar que Euskadi 'merece la oportunidad de demostrar de lo que es capaz'. 'Después de años de violencia y dolor, tenemos derecho a superarlo, nos lo hemos ganado a pulso', afirmó.

Quien sí respondió a Bellochy a Aguilar fue el exalcalde donostiarra Odón Elorza, bajo cuyo mandato se desarrolló este proyecto cultural. En declaraciones a Onda Cero reclamó que no se politice más este asunto, porque 'no se puede enmierdar una decisión cultural muy sólida'. 'No hay que excederse, y menos una persona que ha sido ministro y sabe cuáles son sus responsabilidades, y otra que es ministra', consideró.

La Comisión Europea recuerda que el alcalde fue elegido democráticamente

El presidente del PP vasco, Antonio Basagoiti, expresó también su 'alegría' y rechazó las críticas a la designación de Donostia basadas en que Bildu ostenta la alcaldía: 'Son injustas, porque el proyecto se presentó cuando la alcaldía estaba en manos de otro partido (el PSE)'.

El presidente del PNV, Iñigo Urkullu, replicó también a Aguilar y a Belloch, al calificar de 'rastrero' que intenten 'enturbiar' la designación vinculándola a una supuesta decisión política para favorecer el final de ETA.

Desde el Gobierno, los ministros Ángel Gabilondo, José Blanco, Cristina Garmendia y Ángeles González-Sinde saludaron la elección.

Principios sobre los que se sustenta el proyecto

El director técnico del proyecto donostiarra, Santi Eraso, significó ayer que este tiene una triple dimensión: la ecología, la educación y la cultura.

Programa cultural formado por ‘laboratorios'

La idea es crear un nuevo concepto de política cultural a través de ‘laboratorios' que promuevan el intercambio continuo de ideas. El primer campo de actuación se basa en la tradición marinera y viajera del pueblo vasco, y consistirá en viajes por tierra y mar.

Desde la transformación social hasta el euskera

Se impulsará el trabajo vecinal como medio de transformación social, el intercambio de conocimiento por redes digitales, la revitalización del euskera y la apertura de espacios verdes a la cultura.