Público
Público

El PP le saca siete puntos al PSOE en Andalucía

IU mejora y podría decidir quién gobierna, según una encuesta

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

En todas las encuestas electorales hay algún clavo ardiendo al que suelen agarrarse los partidos que salen malparados en ellas. La oleada de verano del estudio semestral de opinión elaborado por el Centro de Análisis y Documentación Electoral de Andalucía (Capdea), vinculado a la Universidad de Granada, deja a los socialistas siete puntos por debajo de los populares (38,02 frente a 45,1), pero aquellos pueden agarrarse al clavo ardiendo de que el 54,9% de andaluces cree que el PSOE ganará las autonómicas de 2012 frente al 26,9 que piensa que se impondrá el PP.

El dato es relevante por sí mismo, pero también por su contraste con lo que piensan los andaluces sobre el desenlace de las elecciones generales de ese mismo año: el 61,9% cree que Rajoy derrotará a Zapatero y sólo el 16,4 piensa que sucederá lo contrario. En todo caso, los datos de estimación de voto vuelven, en general, a ser preocupantes para el PSOE, esperanzadores para el PP, alentadores para Izquierda Unida (8,1%) y catastróficos para el Partido Andalucista (2,09%). La muestra es de 3.200 entrevistas telefónicas realizadas entre el 7 de junio y el 6 de julio.

La consejera más conocida del Gobierno andaluz es Rosa Aguilar

Aunque el hecho electoralmente determinante de la estimación de voto resulta favorable a los populares que dirige Javier Arenas, no faltan en la encuesta indicios lo bastante sólidos como para ensombrecer sus expectativas. Uno de esos indicios es que Javier Arenas, aunque es el líder más conocido con un índice del 93%, obtiene la nota más baja de los cuatro dirigentes con opciones de representación parlamentaria. El único líder que aprueba es el presidente de la Junta y líder del PSOE, José Antonio Griñán, con un 5,14, seguido por la andalucista Pilar González; el coordinador de Izquierda Unida, Diego Valderas, y finalmente Arenas, que suspende con un 3,89.

Otro jarro de agua más bien fría para los populares es que los andaluces siguen autoubicándose ideológicamente de forma mayoritaria en el centro izquierda (4,65 en una escala de 0 a 10 siendo 0 la extrema izquierda y 10 la extrema derecha), un lugar bastante cercano al 4,02 que los encuestados atribuyen al PSOE y bastante alejado del 7,21 que asignan al Partido Popular, mucho más a la derecha que el grueso del electorado.

La titular de Iguladad, Micaela Navarro, obtiene la nota más alta

Al igual que otros sondeos recientes, también el de Capdea confirma las expectativas de Izquierda Unida para convertirse en la llave de un virtual gobierno de izquierdas en Andalucía. A la organización que dirige Diego Valderas la encuesta le otorga un 8,1%, un punto más de los conseguidos en las autonómicas de 2008 y que le valieron seis escaños. Aunque la traslación de porcentajes de voto a escaños es estadísticamente engañosa, dado que es imposible manejar de forma fiable la decisiva variable de la participación, es muy improbable que el PP pudiera obtener los 55 escaños de la mayoría absoluta con el 45,1% de los votos. El PSOE se quedó en 52 diputados en 1996 y también en 2000: en ambos casos, su porcentaje de voto rozó el 45%.


Para Rodríguez Zapatero y su Gobierno, la encuesta arroja muchas más sombras que luces. En intención declarada de voto, el PP aventaja en más de seis puntos al PSOE (31,3% frente a 25,2), mientras que el 78% de los andaluces confía poco o nada en las medidas adoptadas por el Gobierno contra la crisis. Ese mismo porcentaje se muestra igualmente muy severo al juzgar la congelación de las pensiones o el incremento del IVA. La situación económica de España es mala o muy mala para al 81,2%, y la situación política lo es para el 71,4. Pero también el presidente tiene en la encuesta algún clavo ardiendo al que agarrarse: aunque los andaluces lo suspenden con una nota de 3,74, a Rajoy lo castigan aún más con un 3,55.