Público
Público

El PP mantiene a la diputada acusada de pucherazo electoral

El PSOE pide la dimisión de Carmen Reyes, imputada por alterar el censo 

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La dirección del PP-A no piensa pedir la dimisión de , imputada por la supuesta alteración del censo de Lanjarón (Granada). Así lo aseguró ayer el secretario general del PP andaluz, Antonio Sanz, quien afirmó que su partido confía en que la justicia le dé la razón a la diputada, según informa la agencia Efe.

Las declaraciones del representante del PP andaluz se producen después de que la parlamentaria del PP confesara, en su declaración ante la Sala de lo Civil y Penal del TSJA, que ayudó a rellenar solicitudes de empadronamientos a personas que necesitaban ayuda o 'no llevaban las gafas'. 'Yo ayudaba a rellenar a mano los impresos con un bolígrafo que estaba en el mostrador', admitió la diputada al ser preguntada por el magistrado instructor.

De las diligencias practicadas se desprende que en la vivienda de la diputada del PP se registraron altas de personas que no residían en Lanjarón para votar en esa circunscripción y que se dieron de baja tras las elecciones.

Ayer, la presidenta del PSOE andaluz, Rosa Torres, reclamó al presidente del PP-A, Javier Arenas, que pida la dimisión de la diputada autonómica. La dirigente socialista sostuvo que Reyes, que declaró el jueves en calidad de imputada ante el TSJA por un presunto delito de alteración del censo electoral de Lanjarón durante las elecciones municipales de 2007, se defendió de las acusaciones con 'excusas' de un 'hecho muy grave'.

Según la representante socialista, si Reyes 'no es consciente de cuándo ha llegado su momento', debe ser Arenas, 'como responsable de los actos del grupo parlamentario y dada su experiencia política', quien pida su dimisión. Para Torres, este paso sería un avance hacia el fortalecimiento de la democracia, la transparencia y la asunción de responsabilidades.

«Si ella no se va, debe ser Arenas quien pida su cese», exigió Rosa Torres Por su parte, el secretario de Organización del PSOE de Granada, José Entrena, tachó de 'indecente' y 'obscena' la actuación de Reyes y lamentó que su partido 'siga amparando a una diputada que ha participado presuntamente en un pucherazo electoral'.

Frente a ello, la dirección del PP andaluz afirmó que confía en que la Justicia resolverá 'a favor' de la diputada. El secretario del PP, que defendió a la diputada, aseguró que la imputada ha confesado a sus compañeros que 'no tiene nada que ver' con los supuestos empadronamientos masivos. 'Espero que la Justicia lo aclare en el sentido favorable al que me ha dicho mi compañera de que fue ajena a este caso', afirmó Sanz.

Para la dirección regional del PP los datos que la diputada autonómica ha aportado son 'válidos, suficientes y creíbles'.