Público
Público

El PP no apoyará una prórroga del estado de alarma

Rajoy reprocha a Zapatero la adopción de la medida después de presumir de "tanto talante"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

No es un secreto que al Partido Popular no le gustó nada que el Gobierno decretara el estado de alarma y que habría preferido que hubiera dado con otra vía antes de llegar a ese extremo. Y también parece bastante claro que sus dirigentes no tienen intención de apoyar que esta situación continúe en caso de que la Moncloa decida hacerlo.

Ya hace unos días Mariano Rajoy pidió que se levantara la alarma porque sienta 'un peligroso precedente'. Y este sábado su secretaria general, María Dolores de Cospedal, consideró 'muy dudoso' que el PP acepte que se mantenga.

El líder del PP afirma que rebajará la tasa de paro «a más de la mitad»

Así lo confesó la número dos del PP en una entrevista en la cadena Cope. En su opinión, haría falta 'una justificación muy evidente', porque el Gobierno 'no puede matar moscas a cañonazos'. 'No se puede resolver un conflicto laboral, por muy serio que sea, prolongando esta medida', dijo, mientras desde el Ejecutivo se estudian los pros y contras y se piensa en si bastaría con mantener únicamente el control aéreo militar.

Para el PP, esta es una situación 'excepcional' en la que se limitan derechos constitucionales y se requiere la salvaguarda del poder judicial. Cospedal dijo que su formación no tiene 'ninguna noticia' de las intenciones del Ejecutivo ni de 'los motivos' que han provocado esta situación porque, según ella, José Luis Rodríguez Zapatero no lo explicó durante su comparecencia. Y que, para ella, fue 'una sorpresa mayúscula' que el presidente no diera la cara para anunciarlo personalmente.

El líder del PP no se pronunció ayer al respecto sobre ese detalle. Pero sí aprovechó un acto de apoyo a su candidato por Extremadura, José Antonio Monago, para echar en cara a Zapatero su forma de gobernar.

Dice que Zapatero gobierna «como quien va a un bar a tomar un café»

'La demagogia, las gracietas, los chistes, las genialidades, los eslóganes, tanto talante y tanta historia nos han traído hasta aquí', dijo responsabilizando al presidente del Gobierno de la crisis económica. 'Tanto talante tenía que, por primera vez en la historia de la democracia española, ha tenido que decretar el estado de alarma', añadió, a continuación, lamentando su falta de diálogo y su papel en el conflicto provocado por los controladores.

Durante su mitin, en Cáceres, el jefe de la oposición añadió que a Zapatero no le había quedado 'otro remedio' que activar el estado de alarma porque 'antes' se habían hecho 'las cosas tan mal, tan mal, tan mal' que fue la única forma de resolverlo. 'Por eso, le apoyamos', explicó mientras subrayaba que era la única razón. 'Es la historia de quien no se toma las cosas en serio y se cree que esto es lo mismo que ir a un bar a tomar un café con leche', le reprochó.

Cospedal asegura que el presidente no ha justificado el estado de alarma

El respaldo del PP ha estado envenenado desde su origen porque primero culpó al Gobierno en vez de a los controladores.

No hay que olvidar que el jueves pasado, en el pleno monográfico sobre el plante que hubo en el Congreso, Rajoy defendió la iniciativa adoptada en 'defensa de la ley y del interés general' pero, al mismo tiempo, señaló que era una 'proclamación de impotencia'. Mientras, Zapatero lo calificaba de 'necesidad ante una calamidad pública'.

Ayer, durante su mitin, Rajoy también cargó contra Zapatero por 'presumir de ser el paladín de los derechos sociales y luego aplicar el mayor recorte de la historia'. En cuanto al desempleo, el líder del PP prometió que él va a 'rebajar la tasa de paro a más de la mitad'. Señaló que en su partido están 'preparados, dispuestos y deseosos' para volver a hacer lo que hicieron en 1996.

Tanto el líder del PP como Cospedal, que también acudió a una junta directiva de su partido en Albacete, pidieron ayer a los ciudadanos 'un cambio político'. Rajoy estuvo varios minutos ahondando en esta idea. Resulta curioso porque el jueves pasado, en el marco del cuarto encuentro con presidentes provinciales, el sociólogo Pedro Arriola fue a analizar las encuestas y examinar los posibles y futuros escenarios.

En la reunión pidió a los cargos del PP que no hagan hincapié en el 'espíritu de cambio' porque se puede volver en contra en algunos lugares donde llevan tiempo en el poder, como por ejemplo Madrid o Valencia.