Público
Público

El PP no quiere una calle para Marcelino en Majadahonda

IU presentó en el pleno del 24 de noviembre una moción que también fue apoyada por el PSOE.

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

'Marcelino Camacho es un personaje histórico, representativo y admirado, con una trayectoria personal reconocida por todo el mundo'. Para Dolores Dolz, portavoz de IU en el Ayuntamiento de Majadahonda, estas parecen ser razones suficientes para que el sindicalista, que falleció en el pueblo madrileño el pasado 29 de octubre, dé nombre a una calle o plaza del municipio. Con este objetivo, IU presentó en el pleno del 24 de noviembre una moción que también fue apoyada por el PSOE. El PP, que cuenta con 16 representantes en el consistorio, rechazó la propuesta. 'Hubo un debate digamos que apasionado y luego se votó', afirma Dolz.

El PP local, a pesar de alabar la figura de Camacho durante la transición, rechazó la iniciativa aduciendo que el sindicalista 'no ha sido una persona vinculada a Majadahonda'. Las dos ediles de Centristas de Majadahonda se abstuvieron.

Sin embargo, Camacho pasó su último año de vida en un piso que el sindicato CCOO alquiló para él y su mujer en una urbanización de Majadahonda, al lado de donde reside su hija. El sindicalista era un habitual en el pueblo. 'Desde hace 30 años, Marcelino y Josefina su esposa venían todas las semanas para estar con la familia. También acudía para asistir a charlas, para dar conferencias o visitar los colegios', señala Dolz.

Borja Cabezón, candidato a la alcaldía de Majadahonda por el PSOE, tampoco entiende las razones que adujeron los conservadores para rechazar la propuesta. 'Al final, ponen los nombres a su antojo y tienen en cuenta las peticiones que ellos quieren', señala. Así, el escritor Francisco Umbral, que vivió en la localidad, tiene una calle y una biblioteca. Y también hay otros nombres más triviales, como los de las vías Azafrán, Barco o Huracán.

Estaba previsto que la viuda de Camacho, Josefina Samper, acudiera al pleno para agradecer el detalle a la corporación. 'Cuando supimos que el PP iba a oponerse, le dijimos que no viniera para que se evitara el disgusto', lamenta Dolz.