Público
Público

El PP ocultó cien veces los contratos con la trama

Los conservadorse argumentan a la Cámara que las preguntas carecen de trascendencia pública

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La demanda de información y transparencia en Les Corts ha sido uno de los argumentos recurrentes de la oposición contra el Partido Popular de la Comunitat Valenciana (PPCV). Máxime, desde el estallido del caso Gürtel, que ha salpicado a la cúpula del partido. No sólo Compromís ha intentado indagar en los nexos entre el Govern y la trama corrupta. Desde que en el mes de febrero de 2009 estallara el escándalo, los socialistas han perseguido a través de más de un centenar de peticiones formales de documentación acceder a los contratos que la Generalitat otorgó a la trama. Su intento cayó en saco roto. Al igual que las 450 preguntas formuladas al Consellal respecto.

Ayer, al conocerse la sentencia que obliga a Les Corts a tramitar las preguntas de Compromís rechazadas por la Mesa, el PSPV-PSOE, a través de su portavoz adjunta en Les Corts, Carmen Ninet, aseguró que puede que este no sea el único varapalo a Camps por parte del Tribunal Constitucional. Y ya van tres en el último año.

En este sentido, Ninet recordó que su partido tiene planteadas 350 preguntas en el alto tribunal, por lo que 'es previsible que falle en el mismo sentido'.

A la hora de justificar su rechazo a las iniciativas de la oposición, el PP siempre recurre al argumento de que la información que solicitan carece de 'trascendencia pública'. De hecho, en alguna ocasión el president de la Generalitat Valenciana ha presumido de que su Gobierno es el 'más transparente'. Eso sí, sin mostrar los contratos de la Generalitat con las empresas del entramado de Francisco Correa. 'Si todo es transparente, no se entiende esa obsesión por la opacidad', explica un diputado del PSPV-PSOE.

Igual suerte que los socialistas han corrido en Compromís. Ya en mayo de 2009, la formación denunció que el PP se negaba a mostrar más de 1.500 contratos relacionados con este escándalo de corrupción.

La portavoz adjunta de Compromís, Mónica Oltra, considera que el PP se equivoca con esta estrategia de ocultamiento de información. 'Su planteamiento es un error. La verdad, gracias a los avances judiciales, se va sabiendo poco a poco. Y en el PP no se están dando cuenta de que Camps es un cadáver político'.

Los partidos de la oposición en Les Corts coinciden a la hora de sostener que el celo del PPCV a la hora de ocultar esta información es una muestra más de su falta de respeto a los ciudadanos y a las instituciones democráticas. Y no dudan de que se trata de una maniobra perfectamente dirigida desde la dirección regional del partido.

En este sentido, destacan que Antonio Clemente, actual secretario general del PPCV, y por tanto mano derecha de Camps, ejercía como vicepresidente primero de la Mesa en el momento en el que fueron vetadas las iniciativas de Compromís que ahora el Tribunal Constitucional ha ordenado que sean tramitadas.