Publicado: 11.07.2011 08:10 |Actualizado: 11.07.2011 08:10

El PP paga al año más de tres millones en retribuciones fuera de nómina

Los conservadores abonan los "gastos de representación" de sus dirigentes con una partida que en 2006 llegó a 3,6 millones. El partido asegura que una parte importante va a informes y estudios pero no da cifras

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Los balances del PP presentados cada año al Tribunal de Cuentas han arrojado nuevas pistas sobre uno de los secretos mejor guardados por la formación conservadora: las retribuciones que el partido paga a sus dirigentes y que, sumadas a los salarios que ya perciben estos como cargos públicos, elevan sus ingresos anuales. Esos balances confirman que el PP abona cada año más de tres millones de euros fuera de nómina. No todo ese dinero se destina a sobresueldos pero sí la mayoría, aunque el PP ha declinado ofrecer cantidades concretas o porcentajes. Por ejemplo, sólo la suma de lo que cobran del partido Mariano Rajoy, María Dolores de Cospedal y Javier Arenas supone el 10% del total de "colaboraciones".

En 2006, el último ejercicio respecto al cual el Tribunal ha publicado las cuentas de los partidos, el PP declaró haber desembolsado 3,6 millones en "colaboraciones". La información obtenida por este diario señala que esa partida ha seguido superando desde 2006 la cifra de tres millones. Las "colaboraciones" son un concepto que, a tenor de las explicaciones ofrecidas a Público por el Tribunal de Cuentas, equivale a lo que comúnmente se conoce como sobresueldos. "El concepto colaboraciones fue la respuesta del órgano fiscalizador corresponde a actividades desarrolladas por personal del PP que consideran están al margen de sus funciones propias del partido".

A los sobresueldos, el PP los denomina "gastos de representación". No computan a efectos de cotización a la Seguridad Social pero sí de tributación por IRPF en tanto que implican un incremento de renta para quien los percibe.

Según el PP, la partida de colaboraciones engloba, efectivamente, los "gastos de representación". Pero el partido sostiene que "una parte importante del volumen total imputado" en ese apartado contable se destina a pagos exentos de IVA por actividades de "formación, informes, estudios y otras labores que el partido considera convenientes para la consecución de sus objetivos". Los trabajos que devengan IVA se incluyen, según el PP, en otra partida, la de "gastos de informes y estudios" (1.694.728 euros en 2006) o en la de "profesionales independientes", dotada ese año con 2.380.375 euros.

Pero si la mayor parte del dinero de "colaboraciones" se dedica a estudios, informes y encuestas y no a retribuciones para sus dirigentes, carece de explicación que contenga menos dinero en años electorales que en aquellos sin cita ante las urnas. Dos ejemplos: en 2003, año de elecciones municipales y autonómicas, los fondos de "colaboraciones" bajaron un 20,5% respecto a 2002, quedándose en 2,7 millones, y en 2006, periodo en el que sólo hubo comicios en Catalunya,la partida llegó a 3.672.308 euros. En cambio, la asignación de "gastos de informes y estudios" se duplicó en 2003 respecto al año anterior y se situó en 3,3 millones. En 2006, quedó dotada con 1,6 millones.

Los gastos de representación son, dice el PP, "gastos de cargos del partido cuyas actividades requieran de desplazamientos y otro tipo de gastos de representación en la cuantía que, conforme a la normativa del IRPF, excedan del límite exento de tributación".

Pero el balance del partido contiene cada año una voluminosa partida dedicada a "otros servicios". En 2006, dispuso de 16,6 millones de euros y en 2004 llegó a 25,9 millones. Es ahí donde, según los datos a que ha tenido acceso este periódico, se consignan los gastos de desplazamientos y comidas. Las cantidades de "representación" abonadas a los dirigentes operan, por tanto, como un complemento del sueldo que los dirigentes cobran por su cargo público y no como una bolsa para gastos a justificar.

Hasta ahora, sólo se conocen con exactitud los ingresos brutos de una dirigente: Cospedal, número dos del PP y nueva presidenta de Castilla-La Mancha. En esa comunidad, la ley obliga a todos los altos cargos y diputados a publicar sus rentas íntegras. Y las de ella ascendieron en 2010 a 223.597 euros, de los que 153.271 fueron pagados por el PP.

Ayer, este diario publicó un cálculo a la baja (aplicando un tipo del 20% de IRPF a todos sus ingresos tributables) de los ingresos brutos de Javier Arenas, vicesecretario del PP y líder del partido en Andalucía: 154.000 euros como mínimo en 2010, de los que 68.117 procederían del PP. El cálculo se obtuvo a partir de la cifra de ingresos netos facilitados el viernes por Arenas.

En febrero, y también tomando como base la información divulgada por Mariano Rajoy, Público ya calculó las rentas íntegras del líder del PP: 200.000 euros aproximados. Y, de ellos, alrededor de 150.000 salen de las arcas del partido.

Es decir, sólo las retribuciones extrasalariales de Rajoy, Cospedal y Arenas implicarían para el PP un gasto anual de 371.000 euros. Eso significa que tres personas copan el 10% de la partida estatal de "colaboraciones". Y parece inverosímil que Arenas sea el único de los tres vicesecretarios que recibe ingresos relevantes del partido. Como también lo parece que ningún otro de los 20 cargos ejecutivos de la cúpula nacional cobre por sus actividades internas. O que tampoco lo haga ningún cargo autonómico o provincial.

"En cualquier caso -aduce el PP respecto a las remuneraciones a sus dirigentes- son gastos que abonan todos los partidos, aunque no todos lo hacen el mismo ejercicio de transparencia que el PP a la hora de elevar sus balances al Tribunal de Cuentas". Los conservadores se refieren de forma expresa a los socialistas, "cuyas cuentas públicas no contienen desglose alguno del capítulo de personal". "Así es imposible -concluye el PP- conocer si el partido que gobierna carga estas partidas a sus cuentas o a los gastos del Estado, como parece ser el caso del nuevo candidato del PSOE", Alfredo Pérez Rubalcaba.

En febrero, y a preguntas de este periódico, el PSOE aseguró que completa con en torno a 350 euros mensuales los ingresos de cinco dirigentes cuya nómina como cargo público es inferior a la de un presidente de comisión parlamentaria.

El último, 2006

El Tribunal de Cuentas sólo ha completado la fiscalización de los partidos parlamentarios hasta 2006. No se conocen, por tanto, los ejercicios posteriores. Fuentes del tribunal prevén publicar los balances de 2007 y 2008 en septiembre.

Sin norma común

Los balances de los partidos tampoco son homogéneos. Por ejemplo, el PP divide el capítulo de gastos de personal (28,02 millones en 2006) en varios epígrafes, uno de ellos el de "colaboraciones". El PSOE, en cambio, no desagrega sus gastos de personal, a los que en 2006 destinó 25,19 millones. Los datos del PSC no se incluyen.