Público
Público

El PP hace 'pinza' con UPyD para culpar de todo a Rubalcaba

Rajoy deja a Santamaría el desgaste del candidato y se limita a sugerir la necesidad de elecciones anticipadas

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

A medida que avanza el calendario hacia la fecha de su proclamación pública como candidato del PSOE para 2012, se hace más notorio que ya no es José Luis Rodríguez Zapatero sino Alfredo Pérez Rubalcaba la pieza a batir por la derecha. Cada uno tuvo que responder ayer a tres preguntas en el pleno del Congreso, pero si los duelos parlamentarios del presidente del Gobierno se movieron dentro del tono institucional, los protagonizados por el vicepresidente estuvieron marcados por la tensión dialéctica y la agresividad de sus interpelantes, entre los que destacó la portavoz de UPyD, Rosa Díez, que hizo pinza con el PP para señalar a Rubalcaba como el culpable de todos los males de España.

Preparó el terreno, con su salmodia de cada miércoles, Mariano Rajoy: 'La gran pregunta, señor presidente, es si cree usted de verdad que hay algún español al que se le pasa por la imaginación que usted y su Gobierno, en las condiciones que están, van a arreglar el grave problema del paro. Por eso, le pido una reflexión. Le digo a usted que actúe pensando en el interés general y no en el interés partidista o el interés de un candidato, porque eso también queda en su legado para la historia'. Es decir: convoque ya elecciones.

Respondió Zapatero por pasiva, reafirmándose en que no piensa cejar en su empeño de culminar las reformas económicas, porque ese 'es el camino' para crear empleo. Y tras tachar de 'populista' el discurso de Rajoy, lo emplazó por enésima vez a hacer alguna contribución a 'la confianza' internacional hacia España, que ayer volvió a verse penalizada con otra subida en el diferencial con el bono alemán.

Pero Zapatero y Rajoy, el primero porque ya ha dicho que se va y el segundo porque cree que después del 22-M ya no necesita forzar más la máquina para llegar a la Moncloa, han pasado a ser teloneros de sus todavía subalternos.

Rubalcaba responde invitando al PP a pactar políticas de empleo

La portavoz del PP, Soraya Sáenz de Santamaría, salió a todo trapo a por Rubalcaba: 'Hace un año algunos pensaban que la crisis no podía ir peor, pero Zapatero decidió nombrarle vicepresidente. Hoy ya no puede escudarse usted en el presidente, porque ha pasado de estar en el Gobierno de Zapatero a ser usted el Gobierno de Zapatero. Los españoles ya están comprobando hoy lo que da de sí un Gobierno liderado por Alfredo Pérez Rubalcaba: indiferencia ante los problemas económicos, descontrol en el Ejecutivo y enfrentamientos por el poder'. Y en la réplica busco la estocada: 'Nunca un vicepresidente ha tenido y acaparado tanto poder y nunca ha estado peor España. El señor Rubalcaba es la viva imagen de un Gobierno absolutamente agotado'.

Rubalcaba, que fue cocinero antes que fraile portavoz parlamentario antes que vicepresidente, primero paró y templó: 'La responsabilidad que tiene el vicepresidente primero en la gravedad de la crisis es mucha más, desde luego, que la de la gente que ha perdido su empleo'. Y después dio una larga cambiada que dejó descolocada a su antagonista: 'El CIS dice que el tercer problema de los españoles somos la clase política en general. Si los políticos empezamos a no gustar a la gente es, entre otras cosas, porque de lo que hablamos aquí tiene poco que ver con la gente, porque no resolvemos ningún problema. ¿Que quiere usted pactar políticas para el empleo? Lo hacemos. Pero yo no voy a hacer debates tóxicos para la democracia'. Antes, con aparente desgaire, le había dejado clavada una pulla: 'Su pregunta y la de Rosa Díez son calcadas'.

El vicepresidente duda sobre el mejor momento para dejar el Gobierno

Y es que, inmediatamente antes, la portavoz de UPyD había actuado de ariete contra el vicepresidente, al que definió como el 'vicerresponsable primero de haber creado esta crisis política y económica', y al que culpó directamente 'de que los testaferros de ETA estén hoy en las instituciones vascas'. Rubalcaba, que de Bambi no tiene nada, no se limitó en su respuesta a proclamarse 'absolutamente responsable de que ETA esté en el peor momento de su historia', sino que recordó a Díez su pasado como consejera del lehendakari nacionalista José Antonio Ardanza y su presente como responsable del pacto por el que UPyD apoyó al PP para quitar al PSOE la alcaldía de Getafe, uno de los bastiones socialistas de Madrid.

El tridente contra Rubalcaba lo completó uno de los habituales en esta labor, Ignacio Cosidó, quien le acusó de dirigir Interior como alguien 'embriagado de poder' y 'que se ha creído ese principio tan poco democrático de la ley soy yo', todo a cuenta de un catálogo de puestos de trabajo en la Policía Nacional que el diputado calificó de 'ilegal'.

Rubalcaba respondió a esta andanada exhibiendo una hoja de servicios de difícil parangón, pero fácil contraste con Rajoy: 'Desde que soy ministro del Interior, 2.300 personas menos pierden la vida en las carreteras; la delincuencia ha bajado sustancialmente respecto al año en el que más hubo, que fue cuando era ministro del Interior ya sabe usted quién [Rajoy]; la inmigración ilegal la tenemos muy bien controlada; y se ha detenido a 532 presuntos miembros de ETA y a 201 de la llamada kale borroka (...)'. Con todo, Cosidó le pidió que deje la cartera de Interior 'mejor hoy que mañana'.

La fecha se vincula a la incógnita sobre el momento de las elecciones generales

La fecha en la que Rubalcaba dejará el Gobierno, y cómo, es una de las carpetas sin cerrar que tiene sobre su mesa, aseguran fuentes próximas.

Según ha podido constatar Público, el sector al que se le atribuye más predicamento sobre él le aconseja que para capitalizar esa plataforma mantenga sus tres cargos el mayor tiempo posible, hasta la convocatoria oficial de las elecciones o sus vísperas. Pero otro sector influyente le recomienda lo contrario: renunciar a todo y cuanto antes para poder distanciarse de Zapatero, y también le ponen fecha: el 9 julio, cuando se producirá su puesta de largo como candidato. Y aún hay una tercera vía, la de quienes le recomiendan dejar Interior en septiembre, cuando se producirá su auténtico lanzamiento como candidato en una conferencia política, pero conservando la Vicepresidencia, con o sin la Portavocía. Pero todos coinciden en que esa decisión está condicionada por otra que, a pesar de los desmentidos oficiales, permanece abierta: la fecha de las elecciones (noviembre o marzo).

Rubalcaba fue ayer 'proclamado provisionalmente' candidato por la Comisión de Garantías del PSOE, que desestimó las cuatro impugnaciones presentadas. Y el sábado, cuando venza el plazo de recursos, se hará a su 'proclamación definitiva', mientras él protagoniza en Valladolid unareunión con personas del ámbito de la educación.

La proclamación pública, precedida en el mismo día de la ratificación de su candidatura por el Comité Federal, se producirá el 9 de julio, cuando se celebrará un 'acto político' para el que se busca un escenario más amplio que la sede del PSOE y más pequeño que la plaza de Vistalegre, que se asocia demasiado a la era Zapatero, que fue proclamado allí en 2002. Ahora se piensa en un recinto de congresos o un hotel, algo 'más del estilo del candidato', al que no gustan los macroactos.