Público
Público

El PP planea movilizar a sus afiliados frente al 15M

Los conservadores denuncian que el blindaje durante los últimos días de la plaza "atenta contra los intereses de los comerciantes"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El Partido Popular amenaza con mover ficha frente a los indignados. El secretario general de los conservadores en Madrid, Francisco Granados, ha afirmado que el partido 'está planteándose muy seriamente' convocar a sus afiliados a manifestarse en apoyo de los comerciantes del entorno de la Puerta del Sol en protesta por los graves perjuicios económicos que les está provocando las manifestaciones del movimiento 15M.

Granados ha denunciado que '300 indignados estén condicionando la convivencia de más de tres millones de habitantes' de una ciudad como Madrid. Y, frente a esa cifra de manifestantes, ha apuntado que el PP sólo en la región cuenta con 90.000 afiliados. 'Espero que la delegada del Gobierno, Dolores Carrión, no nos ponga pegas para manifestarnos, porque entonces supondría un claro agravio comparativo', ha añadido.

Cortar el acceso a la Puerta del Sol es 'inaceptable' en un Estado de Derecho

El exconsejero de Presidencia, Justicia e Interior de la Comunidad de Madrid ha exigido a Carrión que 'cumpla con su obligación' y acabe con las protestas ilegales del movimiento 15M. Así, cree que la decisión de cortar la Puerta del Sol y bloquear sus accesos para evitar que los 'indignados' vuelvan a tomarla y acampar en ella 'en vez de arreglar la situación, la está empeorando'. 'Están incumpliendo la Ley con la connivencia de la delegada del Gobierno', ha agregado

Y es que, a su juicio y siguiendo las denuncias de los propietarios de los negocios de la zona, el blindaje durante los últimos días de la plaza 'atenta contra los intereses de los comerciantes', que han visto caer sus ventas más incluso que cuando los 'indignados' estaban acampados.

'Lo que debe hacer la Policía, en el caso de que los manifestantes quieran volver acampar, es sancionar, identificar o incluso detenerlos; pero lo que no puede hacer es cortar la Puerta del Sol. Esto es inaceptable en un Estado de Derecho e impensable en un país civilizado', ha argumentado Granados.