Público
Público

El PP se pone como ejemplo de la lucha anticorrupción

Cospedal dice que no se actuará en el País Valencià hasta que no haya medidas judiciales "de entidad"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Mariano Rajoy se niega a mover ficha y lavar la imagen de su partido a pesar de que el president del País Valencià, Francisco Camps, está imputado por cohecho impropio, de que un nuevo informe policial afianza los indicios de financiación ilegal de la formación regional y de que los presidentes de las diputaciones de Castellón y Alicante, Carlos Fabra y José Joaquín Ripoll, están siendo investigados por casos de corrupción. Ayer, su secretaria general, María Dolores de Cospedal, confirmó que no se adoptará ninguna medida contra ellos hasta que no haya 'resoluciones judiciales que tengan ya una cierta entidad'.

Para el Partido Popular, por lo visto, los polémicos datos que se han ido conociendo durante estos últimos días en relación con la trama Gürtel y el caso Brugal no son relevantes. La número dos conservadora los minimizó. A su juicio, son 'a veces filtraciones de informes policiales, a veces publicaciones de los mismos datos que ya se conocían'. 'No hay ni hechos, ni casos, ni nombres nuevos. Hay procesos judiciales abiertos', resolvió.

Los conservadores llevarán en su programa iniciativas contra los corruptos

Pero, por si fuera poco, Cospedal puso a su partido como ejemplo de la lucha contra la corrupción. Mantuvo que el PP 'ha actuado cuando lo tenía que hacer y eso no lo puede decir todo el mundo'. La mano derecha de Rajoy avanzó que su formación presentará una serie de iniciativas para contribuir a la regeneración de la vida democrática en su programa electoral de cara a las municipales y autonómicas del año que viene.

'Tenemos propuestas importantes y va a ser el único partido que las va a poder presentar con un mínimo de legitimidad porque es el único que las ha aplicado hasta ahora', insistió, a pesar de que la dirección nacional se está saltando en la actualidad su propio código ético de forma flagrante.

Para no tener que hablar de las cuentas del PP valenciano, la dirigente conservadora tiró de nuevo del caso Filesa. 'El único partido que ha sido condenado por financiación ilegal en España ha sido el PSOE', indicó, refiriéndose al escándalo que salpicó a los socialistas a comienzos de los noventa. Cospedal obvió que la trama dirigida por Francisco Correa recaudó casi cinco veces más dinero, actuó durante casi una década y, además, de favorecer los intereses financieros del PP repartió cuantiosos sobornos entre parlamentarios y alcaldes del PP así como entre sus familiares más próximos para asegurarse adjudicaciones públicas.

Da un toque de atención a Bauzá por excluir a imputados de las listas baleares

En rueda de prensa, Cospedal también tuvo que salir al paso de la decisión del líder del PP balear, José Ramón Bauzá, de excluir de las listas electorales a personas imputadas en casos de corrupción. Su actuación ha dejado en entredicho a Rajoy, quien sigue manteniendo a Camps como candidato para 2011.

Cospedal señaló que este podía ser un gesto 'acertado'. Pero le dio un toque de atención al señalar que 'en estos casos hay que tener un sentido muy claro de la justicia y de la equidad'. La también presidenta del PP de Castilla-La Mancha abogó por tratar cada caso de forma individual. 'Es muy importante', recalcó.

Rajoy visitará el jueves Melilla, justo un mes después que Aznar

Rajoy podrá tratar este tema personalmente con Bauzá el próximo viernes cuando acuda a las Illes Balears. El líder del PP ha decidido hacer las maletas. Así, el jueves acudirá a Melilla, justo un mes después de la visita de Aznar y cuando ya se ha rebajado la tensión considerablemente, el sábado acudirá a un acto en Barcelona y el domingo a un mitin en Antequera (Málaga) junto a Javier Arenas.

Antes de emprender ruta puede que tenga tiempo para reunirse con Francisco Álvarez Cascos. Ayer, Cospedal no quiso desvelar si Mariano Rajoy optará por respetar el rechazo del PP asturiano a la candidatura del ex ministro de Fomento o si terminará por imponerlo como cartel para el Principado.

La secretaria general no respondió a media docena de preguntas sobre el proceso en marcha. Para ello apeló a la 'discreción y la prudencia'. Además, desterró la idea de que haya una crisis interna y rechazó que el pasado miércoles se desconvocara una reunión del comité electoral regional del PP de Asturias que tenía como objetivo elegir una terna de nombres entre los que no figuraba el de Francisco Álvarez-Cascos. 'No hay nada decidido', destacó Cospedal, quien no mantiene una buena relación con su antecesor en el cargo, mientras recordaba que la fecha límite para la designación es la que marca la ley.