Público
Público

El PP pone el foco en las pensiones y desvía la atención de los recortes

Saénz de Santamaría asegura que se actualizarán el 1 de enero de 2012 mientras Rajoy va a Balears a defender la polémica gestión de Bauzá

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El líder del PP, Mariano Rajoy, visitó ayer Balears, donde se ha dejado de hablar relativamente de la corrupción del Govern de Jaume Matas para hacerlo de los recortes del nuevo Ejecutivo que dirige José Ramón Bauzá.

Pero ayer ese no era el tema. Los conservadores la liaron con las pensiones. Todo comenzó cuando la portavoz en el Congreso, Soraya Sáenz de Santamaría, anunció en Los desayunos de TVE que si su partido gana las elecciones el 20-N, las actualizará a partir del 1 de enero de 2012. La dirigente conservadora comentó que esta era la intención de su jefe de filas: 'Hay un compromiso firme por su parte'. También explicó que supondría un coste de 1.400 millones de euros que saldría del presupuesto de la Seguridad Social, que en la actualidad tiene pendiente ingresar las cotizaciones de los parados.

La fecha era un dato clave. Hasta ahora siempre se había dicho que el PP tendría que 'mojarse' y tomar una decisión al respecto. Preguntado por ello, sus cargos nunca habían querido comprometerse. De hecho, en una rueda de prensa, el líder conservador respondió con un lacónico 'depende', dejando todo en manos de la evolución de la crisis.

En el debate con Rubalcaba, Rajoy aseguró que su intención era 'mantener el poder adquisitivo de las pensiones'. Sin embargo, lo que estaba previsto que se convirtiera en un gran anuncio pasó desapercibido porque no lo supo vender.

En la entrevista de ayer en Antena 3, el candidato de la derecha siguió insistiendo en ello asegurando que 'en el próximo Presupuesto' no habrá congelación.

A nadie le quedó muy claro entonces si se iba a hacer en el arranque del nuevo ejercicio o habría que esperar a la elaboración de las nuevas cuentas. El partido trató de aclarar la confusión. Desde la sede nacional indicaban que el decreto ley del Gobierno socialista dice que la congelación de las pensiones será hasta el 31 de diciembre de 2011. 'Después, si nosotros no hacemos nada, se descongelan solas', argumentaban. El Ejecutivo de Zapatero siempre sostuvo que eso no era así.

En el PP se remitían a la norma de 1998. En el artículo 48.1 de la Ley de la Seguridad Social figura que las pensiones serán revalorizadas al comienzo de cada año en función del correspondiente Índice de Precios al Consumo (IPC). En el punto 2 se señala que habrá que compensarlas por si se produce una desviación sobre la inflación. Lo que no dice el PP es cuál será la subida general.

La oposición balear ha criticado los duros ajustes presupuestarios 

Y eso respecto a las pensiones porque en lo que se refiere al sueldo de los funcionarios, no se concreta nada. 'Desde luego no les voy a hacer una rebaja del 5% como les ha hecho Zapatero', sostuvo Rajoy anoche en televisión.

Lo único cierto es que con todo este follón la vista ayer se desvió hacia otro punto y no se centró en Illes Balears. Allí, su presidente ha impuesto un duro plan de ahorro que se ha ganado varias movilizaciones, aunque en el PP regional aseguran que muchas han sido simplemente preventivas

Nada más llegar al cargo, Bauzá anunció una reducción de la Administración, después eliminó la totalidad de los 89 liberados sindicales institucionales, procedió a un importante recorte de empresas públicas y suprimió las subvenciones anuales a los sindicatos. Los conservadores de Balears están convencidos de que, excepto a los sectores que ha afectado, la opinión pública lo ha entendido y les apoya.

Durante el mitin, Bauzá sacó pecho. Recordó que al llegar se encontró con unos Presupuestos prorrogados de 2009. '¡Y te das cuenta de que no tienes ni para alimentar a tu propia familia!', se quejó. 'Vamos a tomar decisiones como las que estamos tomando y hacer grandes sacrificios pero contamos con todos', proclamó el president.

Rajoy, como va haciendo por todas las autonomías conquistadas por el PP, el pasado 22 de mayo alabó la gestión realizada por sus compañeros: 'Es un gran partido. Eso se ve en los momentos difíciles y a la hora de gobernar que es cuando hay que dar la talla'. Para su barón autonómico también tuvo palabras de apoyo: 'Está dando una gran imagen en toda España. A mí me enorgullece que digan por ahí que tenemos un gran presidente. Me gusta su coraje, celebro que haya anunciado la presentación de los nuevos Presupuestos. Creo que van por buen camino'.

Los portavoces parlamentarios de la oposición en Balears no opinan lo mismo. El pasado martes criticaron el elevado endeudamiento y los recortes a los servicios sociales básicos de las cuentas. A su juicio lejos de incentivar la creación de puestos de trabajo se ha optado por pasar la tijera a las políticas destinadas a la reactivación de la economía y de apoyo a los desempleados.

Además, dicen que disminuye un 30% la inversión pública y se muestran preocupados por los recortes de 55 millones de euros en educación pública, sanidad y servicios sociales. 'Baleares ha apostado por cuadrar las cuentas y la regeneración política', sentenció Rajoy. Y lamentó la herencia que le habían dejado a Bauzá y la que se le viene encima a él, recordando 1996. 'Ahora otra vez. Esta gente no tiene arreglo', concluyó.