Público
Público

El PP prefiere no hacer públicas las rentas de los diputados

Cree que basta con informar sobre la cuantía de los bienes, como hace el Gobierno

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El PP defendió ayer que el régimen de transparencia de los parlamentarios se equipare al de los miembros del Gobierno. De esta forma, la 'armonización' que defendió la portavoz del Grupo Popular, Soraya Sáenz de Santamaría, alcanzaría a diputados y senadores y excluiría a sus cónyuges.

El BOE se limita, en este caso, a publicar la cuantía de sus bienes recogiendo el valor catastral de sus inmuebles y su pasivo hipotecas y préstamos, sin especificar más detalles sobre sus ingresos.

La 'coherencia', apuntó la portavoz, debería hacer 'pensar en un régimen idéntico' al que obliga a los altos cargos del Gobierno, ya que muchos son, además, miembros del Congreso, según recordó.

'Hay regímenes muy diferentes entre distintas administraciones del Estado; hay que analizar muy bien esa situación', señaló Sáenz de Santamaría sin concretar nada más allá de la voluntad de su partido de favorecer el establecimiento de esas normas 'armonizadas' sobre transparencia.

La postura del Partido Popular contrasta con la planteada por PNV, ERC, IU, ICV, BNG y UPyD, que defienden en sus iniciativas hacer públicos los ingresos y rentas que los parlamentarios declaran en el Registro de Intereses de las Cortes.

La responsable del Grupo Popular pidió al presidente del Congreso que elabore un informe sobre las distintas regulaciones que afectan a las diferentes administraciones en este punto y, también, en materia de incompatibilidades, aunque no apuntó una fórmula propia.

Sáenz de Santamaría relegó este asunto a un segundo plano al señalar que 'lo prioritario y urgente' es revisar el complemento de pensiones que ampara a los exparlamentarios, calificado de 'privilegio' por el PP, que apuesta por eliminarlo. La portavoz conservadora abogó por un régimen que tienda a igualar las pensiones y cotizaciones de diputados y senadores con las del resto de ciudadanos.