Público
Público

El PP recela de los desmentidos del PSOE sobre una reunión con Batasuna

Basagoiti pide a Patxi López que le aclare en persona si hubo cita con la izquierda abertzale y Zapatero confía que no se verá alterado el pacto en el gobierno vasco

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Pese al desmentido categórico del PSOE y de los propios socialistas vascos de las informaciones de El Correo, Diario vasco y Deia sobre una reunión entre dos miembros del Partido Socialista de Euskadi (PSE) y miembros de la ilegalizada Batasuna, el PP se obstina en dudar. Antonio Basagoiti, presidente del PP del País Vasco, ha solicitado formalmente al lehendakari, Patxi López, una reunión para que le aclare personalmente las informaciones.

Los movimientos del PP vasco no terminan ahí: el presidente del PP en Alava, Alfonso Alonso, ha solicitado la convocatoria 'urgente' de la comisión de seguimiento del acuerdo entre su partido y el PSE para aclarar si son ciertas las informaciones publicadas. A su juicio, si se confirmara ese encuentro, supondría una 'violación grave' del pacto que mantienen conservadores y socialistas en Euskadi.

Y Leopoldo Barreda, portavoz de los conservadores vascos,  ha insistido en que se hace necesaria una 'petición de explicaciones' al PSE dentro de esta comisión porque cualquier posible reunión con Batasuna 'nos hace retrotraernos en el tiempo' a la última tregua de ETA.

Según los tres diarios vascos, dos importantes dirigentes del PSE como José Antonio Pastor y Alfonso Gil se reunieron hace un mes con el líder batasuno Rufi Etxeberria y la abogada etarra Jone Goirizelaia.

Tanto los socialistas vascos como la propia izquierda abertzale han desmentido con rotundidad que dicho encuentro se hubiera producido. El lehendakari Patxi López ha recordado que su Gobierno no ha movido 'un ápice' su política con respecto a Batasuna.

Y ha recalcado que los hechos 'demuestran' que existe una 'política clara' por parte del Gobierno Vasco y del ejecutivo central 'para mantener la firmeza democrática' y la 'tolerancia cero' frente a la violencia, así como las 'exigencias democráticas' al mundo del 'abertzalismo radical'.

Por su parte, la izquierda abertzale ha señalado en un comunicado que en los últimos meses ha mantenido una 'importante interlocución' con partidos y grupos de Euskadi y de España, además de que se han conocido reuniones con los partidos catalanes ERC e ICV, y encuentros internacionales, pero ha recalcado que la reunión con el PSE 'no se ha producido'.

Tras el desmentido 'claro y contundente' de los socialistas vascos, el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, se ha mostrado confiado en que las informaciones de este viernes no van a afectar al pacto de gobierno entre el PP y el PSE en Euskadi.

Mientras, Alfredo Pérez Rubalcaba ha pedido 'prudencia' a la hora de hacer declaraciones en torno a ETA y Batasuna, porque hay 'muchas, demasiadas', y ha reclamado también que los demócratas estén 'tranquilos, firmes y perseverantes'.

El vicepresidente ha insistido en el mensaje que dio en el pasado Consejo de Ministros, en que la política antiterrorista no ha variado, en que es Batasuna la que para ser legalizada tiene que moverse, convenciendo a ETA que deje las armas o rompiendo con la banda, y en que no es al Estado al que le corresponde moverse. 


El PP ha pedido al presidente del PSE, Jesús Eguiguren, que no testifique a favor del dirigente de la izquierda abertzale Arnaldo Otegi, pues, si lo hace, quedará demostrado que 'en el código genético de los socialistas figura la traición y la mentira'.

Así se ha expresado el vicesecretario de Comunicación del PP, Esteban González Pons, ha acusado al Gobierno y a sus nuevos portavoces de añadir cada vez más confusión al 'marasmo' en que se ha convertido la lucha antiterrorista durante los últimos días.

Pese a reiterar su apoyo al Gobierno, Pons ha lamentado que la información que pueda recibir de sus interlocutores, aun siendo deficitaria en las semanas recientes, 'no tiene nada que ver con lo que dice cuando se pone delante de un micrófono'.