Público
Público

El PP renuncia a cambiar la totalidad de la reforma laboral

Los conservadores tienen hasta el lunes para dar a conocer propuestas parciales

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Mariano Rajoy anunció la pasada semana que enmendaría 'en su práctica totalidad' la reforma laboral que se tramita en el Congreso de los Diputados porque tiene 'una regulación confusa y va a generar un exceso de conflictividad en los tribunales'. Esta, decía en la junta directiva nacional, llegaba con más de dos años de retraso y no entraba en asuntos fundamentales. Ayer finalizó el plazo para enmendar a la totalidad ese proyecto de ley, que pretende regular el mercado de trabajo en el futuro, y sólo se depositaron en la Cámara Baja las alternativas globales del BNG y del grupo parlamentario IU-ICV.

El PP aún no ha mostrado sus cartas. La propuesta del principal partido de la oposición, con las enmiendas parciales a los artículos del real decreto que envió el Gobierno al Congreso a finales de julio, se dará a conocer más adelante. El próximo lunes, 19 de julio, es la fecha límite fijada por la Cámara Baja. De momento, los conservadores sólo han dejado traslucir las grandes líneas, sin concretar nada.

Rajoy señaló, durante su intervención en el Foro Nueva Economía, que era necesario 'flexibilizar la negociación colectiva para adaptarla a la realidad económica'. También destacó la importancia de 'reconocer la formación como un derecho de los trabajadores' y que sean ellos quienes 'la gestionen directamente'. Por último, pidió que se regulara de 'manera clara, sencilla y aplicable la extinción de los contratos para evitar la litigiosidad actual'.

Ayer sí presentaron su alternativa IU-ICV. En el escrito remitido al Congreso, criticaron la vuelta a las 'viejas recetas' ante un diagnóstico erróneo y 'la supuesta rigidez de nuestro mercado de trabajo'. Para ellos, son necesarias medidas para aumentar la estabilidad y calidad del empleo. Desde el BNG también enmendaron la reforma afirmando que el decreto contiene medidas que no supondrán 'creación de más empleo' y sí 'un empeoramiento en las condiciones laborales de los trabajadores'.