Público
Público

El PP seguirá protegiendo a Bárcenas

Cospedal asegura que sólo es "una imputación" lo que hay de momento. El PP habla de un "Estado policial" contra ellos

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El Partido Popular seguirá protegiendo a Luis Bárcenas. El ex tesorero del PP seguirá conservando su militancia y los privilegios que los conservadores le otorgan, tales como mantenerle el despacho o costearle el abogado que lo defiende, porque no hay 'cambios procesales', en opinión de la secretaria general del PP, María Dolores de Cospedal.

Ha asegurado que su partido sólo actuará 'si hay cambios' en relación al caso Gürtel. El PP no considera suficientes los informes policiales y el contenido que reveló ayer el sumario que documenta las relaciones de la trama liderada por Francisco Correa con diversos cargos del partido y con la financiación del mismo.

Mientras tanto, Mariano Rajoy sigue desaparecido. Al ser preguntada por los motivos que llevan al presidente del PP a no tomar medidas contra Bárcenas, la respuesta ha sido 'que no hay miedo a nada'.

'Aquí lo que hay es una postura muy responsable por parte del PP', ha dicho, porque de momento sólo hay 'imputados'. Cospedal se ha mostrado autocomplaciente, pero las aguas bajan revueltas entre los conservadores.

La sombra de la financiación ilegal tiene nervioso al patio del PP. Ayer, la presidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre, salió por la tangente: 'Por suerte, no es la Policía del Gobierno la que nos tiene que juzgar', dijo.

En esa línea de poner en entredicho a la Policía han profundizado la mayoría de los dirigentes del PP que han asomado la cabeza por los medios de comunicación, pasada la tormenta del levantamiento del secreto de sumario. El diputado Andrés Hernando se ha referido a las imputaciones a Bárcenas como meras acusaciones de 'las personas de Rubalcaba', que han hecho informes 'más voluntaristas' que reales. 'Esto no es un Estado policial', ha afirmado.

La consigna del día ha sido 'esto no es la Filesa del PP'. Decenas de veces se ha repetido esta coletilla en las filas de los conservadores a lo largo de la mañana. 'Las cuentas del PP han sido auditadas por el Tribunal de Cuentas', se ha referido Hernando, 'a nosotros los bancos no nos han perdonado 33 millones de euros como al PSOE'.

En su esfuerzo por justificarse, Hernando ha llegado a afirmar que lo que realmente sería interesante averiguar de Gürtel son las relaciones de la trama con Moncloa. En referencia a una supuesta reunión de miembros del Ejecutivo con la constructora Teconsa, empresa que consiguió beneficios en forma de contratos por parte del gobierno conservador de Castilla-León, según el sumario.

Unos minutos más tarde, aparecía en otro programa, en Los desayunos de TVE, el secretario de Comunicación del PP, Carlos Floriano: 'El PP no ha recibido ni un duro de la trama', ha repetido una y otra vez el diputado del PP a cada pregunta, llegando a molestar a los periodistas que lo entrevistaban por lo poco que tenían que ver sus respuestas con lo preguntado.

Floriano ha vuelto a insistir en la idea de poner en sospecha a los cuerpos de seguridad del Estado. 'A mí me gustaría que se investigará al PSOE como al PP', ha asegurado.

La financiación ilegal es 'exclusiva' del PSOE, ha asegurado, quitando importancia a los documentos del sumario que hablan claramente de 'financiación irregular' del PP en Valencia, y apuntan en esa dirección en el PP madrileño.

Respecto a Bárcenas cree que podrá demostrar su inocencia. 'Estamos convencidos', ha subrayado. Sin embargo, al ser preguntado por si pondría la mano en el fuego por el ex tesorero del partido, ha contestado que no.

Por su parte, Mariano Rajoy prefiere ocultarse a la espera de que amaine el temporal. La agenda de hoy del presidente del PP se ha limitado a un encuentro con empresas inversoras en I+D+i donde no ha admtido preguntas de los periodistas.

Mañana limitará su agenda a dos actos, según informa Europa Press, en ninguno de ellos prevé hacer declaraciones. El primero será en un encuentro con los padres de la pequeña Mari Luz y de Marta del Castillo, y el segundo, en un homenaje al ex presidente José María Aznar.

El líder del PP se desplazará a Córdoba el viernes para un acto público en el que, en principio, no admitirá tampoco preguntas.