Público
Público

El PP suaviza las exigencias para apoyar a Mas en su investidura

Sánchez-Camacho pone condiciones ya previstas en el programa de CiU

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Durante toda su campaña, Alicia Sánchez-Camacho atizó a CiU por considerarla una fuerza independentista y recordó los casos de supuesta corrupción en que está envuelta la federación. Sin embargo, el propio Mariano Rajoy dejó claro que el PP no tendrá inconveniente en empujar a Artur Mas al poder.

Y sólo dos días después de las elecciones que confirmaron el giro a la derecha en Catalunya, la presidenta del PP de Catalunya cambió su discurso para ofrecerse a votar la investidura del ganador de las elecciones, siempre y cuando CiU priorice su mandato a la lucha contra la crisis y deje a un lado propuestas 'rupturistas'.

Sánchez-Camacho cambió radicalmente el tono de su campaña para anunciar que el objetivo de la formación conservadora es 'investir al próximo presidente la semana del 13 de diciembre'. Los trámites que marca el reglamento parlamentario implicarían que Mas sólo pueda ser investido en ese plazo si superara la primera votación, para lo que CiU necesita del apoyo de, por lo menos, seis diputados.

El PP, con 18 diputados, fijó para dar este apoyo que ninguna otra fuerza ha anunciado un precio bajo, casi inexistente: tres propuestas que Mas ya ha anunciado y que son de aplicación inminente: priorizar la salida de la crisis, reducir de 15 a 11 el número de consejerías y suprimir el Impuesto de Sucesiones.

La oferta de Sánchez-Camacho fue tan explícita que el jefe de campaña de CiU, David Madí, tuvo que apresurarse a aclarar que la federación nacionalista no se plantea reeditar un nuevo Pacto del Majestic. Y, a pesar de la buena disposición del PP, el propio Mas explicaba anoche que no ve posible ser proclamado presidente en la primera votación: 'Haré un discurso con nuestro programa y es posible que eso no guste a algunos', explicó anoche.

CiU arrancó ayer una ronda de negociaciones con todos los partidos para llamarlos a 'levantar' el país junto a CiU. De momento, tanto el PSC como ERC se plantean la abstención.