Público
Público

El PP tacha el barómetro del CIS de sesgado y antidemocrático

Pese a superar al PSOE en estimación de voto, cree que la encuesta está desviada a favor del Gobierno

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

A pesar de que el PP ha superado al PSOE en estimación de voto por primera vez desde 2004, la secretaria general de los conservadores, María Dolores de Cospedal, ha criticado duramente el barómetro del CIS asegurando que contiene un 'sesgo escandaloso'.

De Cospedal, sin embargo, ha asegurado que el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, se encuentra en su 'peor momento' desde que pasó a ocupar el Palacio de La Moncloa en 2004.

En la conferencia de prensa que ha ofrecido en la sede del partido tras la reunión del Comité Ejecutivo, la última antes de las vacaciones de verano, De Cospedal se ha referido así a la última encuesta del CIS, en la que por primera vez en los últimos cinco años el PP se sitúa por encima del PSOE, algo más de un punto, en estimación de voto.

Aunque el barómetro arroja un balance satisfactorio para los conservadores, la número dos de la organización no ha rehuido las críticas al Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS) por el método empleado, siempre a favor del Gobierno, en su opinión.

Así, ha afirmado que 'la encuesta es buena a pesar de que está evidentemente sesgada' y que no es 'neutra ni equitativa', por cuanto en el PP, a tenor de otros datos publicados, dan por seguro que la ventaja real sobre los socialistas es de tres o cuatro puntos.

Ese 'sesgo escandaloso' está detrás de aspectos también incluidos en el barómetro, como la valoración de los líderes políticos, en la que el presidente del PP, Mariano Rajoy, queda estancado, o la opinión sobre el trabajo de oposición, que es mala entre los propios votantes.

El barómetro no se corresponde a la realidad

De Cospedal ha explicado que, vistos los resultados de las últimas elecciones, los números no se corresponden con la realidad, y por ello, ha lanzado una serie de acusaciones al CIS. Ha dicho de este organismo oficial que 'lamentablemente' otorga al PP un porcentaje de estimación de voto 'muy por debajo de los resultados que obtiene', algo habitual desde que Zapatero ocupa el poder.

Se ha remitido al CIS de abril de 2004, que dio al PSOE una ventaja de diez puntos, luego 'casi un empate' en las elecciones europeas de ese mismo año, y al barómetro previo a los comicios gallegos y vascos del pasado 1 de marzo. Ninguno de los sondeos se ajustó a la realidad, ha denunciado De Cospedal.

Y ha sentenciado: 'Es antidemocrático que una institución oficial como el CIS desarrolle sus encuestas con una desviación a favor del Gobierno tan evidente, lo que menoscaba el crédito y el rigor científico, así como la credibilidad, de sus estudios'.

Además de que el CIS de ayer deja claro, a su juicio, que 'Zapatero está ahora en su peor momento', se ha detenido en la pérdida de su caudal de confianza en cinco años, pues de concitar la confianza de casi un 67 por ciento de la población en 2004, al poco de ganar sus primeras elecciones, ahora un 67,8 por ciento opina que el jefe del Gobierno inspira 'poca o ninguna'.