Público
Público

El PP tacha de "circo" la firma del pacto para justificar su plante

La dirección nacional de los conservadores no descarta abstenerse en el Congreso

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El Partido Popular no quiso ayer participar en la firma del Gobierno con la patronal y los sindicatos. Para su vicesecretario de Comunicación, Esteban González Pons, era una 'foto inadecuada', difícilmente compatible con el aumento del paro en enero. Eso, unido a que los conservadores piensan que es desacertado elevar la edad de jubilación a los 67 años, les echó para atrás.

El partido de Mariano Rajoy tiene previsto, en un principio, sumarse a este acuerdo. Pero desde la dirección nacional afirman que no están dispuestos a participar 'en ningún circo' que monte el Gobierno. Para conocer su decisión final queda, en cualquier caso, algún tiempo todavía. El Grupo Popular tiene que estudiar el documento y presentar sus enmiendas.

Pons: 'Este acuerdo es un recorte de derechos y no sirve para crear empleo'

En el trámite parlamentario intentarán 'mejorar' el texto y el jefe de la oposición decidirá entonces si le da el visto bueno o se decide por la abstención. Dentro del comité de dirección del PP hay quien no descarta esta última opción en función de cómo se desarrollen los acontecimientos de aquí al verano, fecha que maneja el Ejecutivo para tener lista la reforma de las pensiones.

'Creo que apoyaremos el acuerdo, pero no hay nada cerrado porque hay cosas que no nos gustan', explican en el PP siguiendo los pasos de su jefe de filas, que siempre mantiene la incógnita hasta el último minuto. Este, en su entrevista en Veo7, no quiso comprometerse a dar una respuesta definitiva. Ya un día antes María Dolores de Cospedal había comenzado a preparar el terreno lamentando 'la celebración' de un pacto fruto de la 'mala' gestión de Zapatero.

Con su apreciación, la número dos del PP dio la pista de por dónde va a ir encaminada ahora la estrategia de su partido. La derecha no dará tregua al Gobierno y las críticas serán constantes. Los conservadores están convencidos de que se acelerará el ritmo de crecimiento del desempleo y reprochará a Zapatero que no le ponga freno. Además, el PP hará hincapié en que lo que se propone no es más que 'un recorte de derechos'. 'No vamos a ir todos allí, a la Moncloa, con las alfombras, las cortinas, los oropeles, a darnos la mano y ver al Gobierno besándose a sí mismo y poniéndose medallas', señaló ayer Pons en Los Desayunos de TVE.

El PP dice que, si termina sumándose, es 'por responsabilidad'

Para el PP, con este acuerdo lo único que está haciendo Zapatero es 'renunciar a que esos casi cinco millones de españoles que no cotizan se incorporen al mercado laboral'. Rajoy defiende la jubilación a los 65 años y, a partir de ahí, un sistema flexible. Además, en sus filas creen que este pacto debería haber llevado 'aparejado una reforma laboral y medidas para generar empleo'. Pons cree que lo alcanzado hasta ahora es 'pura literatura'.

En todo caso, fuentes del PP reconocen que sería difícil no suscribir un pacto que ya cuenta con el beneplácito de la patronal y temen que pueda ser mal interpretado por la sociedad. Si se adhieren, anuncian, lo harán 'por responsabilidad'. De momento, y para salvar ese escollo, han dado con una frase mágica: 'Tenemos buena disposición'. Hasta entonces, como dijo ayer más de un cargo de la cúpula del PP tirando del discurso oficial, 'no es para brindar con champán'.

La derecha no dará tregua al Gobierno y las críticas serán constantes

Para ellos, desde luego, no hay fiesta. 'Se ha tratado a los grupos como comparsas', denuncian. El PP siente que no se ha contado con el partido durante las negociaciones, aunque han participado en el Pacto de Toledo. Y se quejan de que aún no han recibido el texto oficial ni una llamada de acercamiento. Aunque los sindicatos, la patronal y hasta Zapatero se han puesto en contacto con Rajoy para contar con él.