Público
Público

El PP de Valencia denuncia escuchas ilegales en su sede

El partido, que retoma la teoría conspiratoria, ha denunciado los supuestos hechos

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El Partido Popular de la ciudad de Valencia ha vuelto a retomar la teoría de la conspiración. Los conservadores han presentado una denuncia ante el Juzgado de Guardia para que se investiguen posibles grabaciones y escuchas ilegales junto a la sede del partido que habrían llevado a cabo miembros de la Policía Nacional.

El secretario general del PPCV, Antonio Clemente; el presidente del PP de Valencia Ciudad, Silvestre Senent, y el concejal de Seguridad Ciudadana del Ayuntamiento de Valencia, Miguel Domínguez, han dado a conocer hoy en rueda de prensa los detalles de la denuncia.

Según recoge la denuncia, el pasado jueves por la tarde la Policía Local detectó un 'vehículo sospechoso' de estar haciendo actuaciones de seguimiento y grabación junto a la sede del PPCV mientras la alcaldesa de Valencia, Rita Barberá, presentaba su nueva página web.

El conductor de la furgoneta camuflada se identificó ante los escoltas de la alcaldesa como policía nacional y argumentó que estaban realizando tareas de vigilancia del Jardín Botánico, próximo a la sede del partido.

'Sin ningún tipo de autorización judicial, o al menos no fue exhibida a los miembros de la Policía Local que estaban realizando sus funciones de vigilancia y control, se habrían estado realizando actuaciones sumamente graves que, de resultar ciertas, serían intolerables en un Estado de derecho', explica la denuncia.

'Son hechos altamente preocupantes, con cierto olor a podrido', dicen en el PP

Para Clemente, 'son hechos altamente preocupantes, con cierto olor a podrido', y desde el PP no van a 'tolerar las persecuciones', porque están 'hartos de esta vigilancia' y de que 'se vulnere el Estado de derecho'.

'Lo que le pasa al PP le puede pasar mañana o estar pasando hoy mismo a cualquier ciudadano de la Comunitat Valenciana', ha alertado Clemente, quien ha indicado que el único objetivo de la denuncia es 'saber la verdad', ya que han pasado 48 horas desde los hechos y no se ha dado 'ninguna explicación'.

Miguel Domínguez ha señalado que han acudido a la Justicia 'porque las circunstancias no están claras, ya que el coche estaba aparcado en la acera de la sede del PPCV y el agente miraba' hacia este edificio, lo que 'levantó las sospechas' de la Policía Local, y ha dicho que es la segunda vez que detectan una furgoneta sospechosa en un acto del PP.