Público
Público

El PP ve las consultas un simulacro para presionar al Constitucional

"A ninguna democracia debería darle miedo "estos referendos, dice Carod-Rovira

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Rechazo absoluto. La presidenta del PP catalán, Alicia Sánchez-Camacho, considera que las consultas soberanistas convocadas este domingo en más de 160 municipios catalanes 'son un simulacro más que el PSC usa para presionar al Tribunal Constitucional sobre la sentencia del Estatut'.

ERC y CDC movilizarán este fin de semana a varios de sus más altos dirigentes en apoyo de las consultas, de las que Unió se mantiene expresamente al margen.

En un comunicado, Sánchez-Camacho culpa al PSC de haber sido 'cómplice directo, por acción u omisión' de estas consultas organizadas por entidades privadas.

En un acto en Sant Cugat del Vallès (Barcelona), la candidata del PPC a la Generalitat ha denunciado que estas consultas 'ofrecen una imagen distorsionada de Catalunya en el resto de España'.

Sant Jaume de Frontanyà (Barcelona), el pueblo más pequeño de Cataluña, con 24 personas censadas, celebrará mañana su particular consulta sobre la autodeterminación de Cataluña, 24 horas antes de las otras 165 que se organizarán el próximo domingo.

En relación a las votaciones, el vicepresidente del Govern, Josep Lluís Carod-Rovira, ha replicado al presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, que las consultas independentistas no tendrán consecuencias legales pero sí 'morales'. Zapatero ha señalado este viernes que, 'objetivamente', las consultas no van a ningún sitio.

En una entrevista de Catalunya Ràdio Carod ha defendido que son un síntoma de un determinado estado de conciencia de la sociedad catalana, y que su virtud es que la gente pueda expresarse. 'A ninguna democracia debería darle miedo', ha insistido.

'Lo que pasa aquí es que las entidades civiles están expresando sus ganas de avanzar y se imaginan una Catalunya como la que todos nos la hemos imaginado muchas veces', ha destacado.

La vicepresidenta primera del Gobierno, María Teresa Fernández de la Vega, ha ido en línea de Zapatero al reiterar que las consultas 'no tienen consecuencia jurídica alguna'. Además, ha rechazado que la sentencia que tiene que emitir el TC sobre el Estatut esté alentando el independentismo.

El conseller de Interior, Joan Saura, ha avanzado que su departamento adoptará todas las medidas que sean necesarias para 'garantizar la seguridad' el 13 de diciembre, cuando 167 municipios catalanes celebrarán consultas sobre la independencia de Catalunya.

El objetivo es que la jornada se realice con normalidad, del mismo modo que ocurrió en Arenys de Munt (Barcelona), donde tuvo lugar la primera consulta el pasado 13 de septiembre.

Esta vez, la Falange Española solicitó permiso a la Conselleria para manifestarse el día 13 de diciembre en todas las localidades donde tendrá lugar la consulta, aunque finalmente se autorizaron las concentraciones un día antes por el riesgo de alteración del orden público.

No obstante, la Falange finalmente no se manifestará el día 12 porque consideran que 'no tiene ningún sentido', según ha confirmado el delegado territorial del grupo en Cataluña, Antonio Sánchez.

Según Sánchez, la Falange no ha tenido tiempo de interponer un recurso a la decisión de Interior de prohibir una manifestación el mismo día 13, por lo que 'invitan' a los simpatizantes a manifesarse a título individual.

Por su parte, Alianza Nacional y Alternativa España han convocado, tal y como se anuncia en sus respectivas páginas web, a todos sus militantes y simpatizantes a dos manifestaciones que se celebrarán en Barcelona el mismo día 13, una a las 12.00 horas en plaza Urquinaona y la otra a las 13.00 horas en plaza España.