Público
Público

El PP se vuelca en Catalunya con una "intensa" campaña para el 25-N

Alicia Sánchez-Camacho se marca como reto superar a los socialistas catalanes

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La dirección nacional del PP se volcará en Catalunya en estos dos meses previos a las elecciones autonómicas del 25 de noviembre y con este objetivo está diseñando una campaña 'intensa' que tendrá una amplia presencia de dirigentes nacionales. Eso sí, no prevén entrar en 'provocaciones' para no dar alas a un discurso victimista de CiU o ERC, según han informado a Europa Press fuentes populares.

En medio de la 'deriva soberanista' que se ha abierto en Catalunya, que marcará esta convocatoria electoral, en Génova son conscientes de las dificultades con las que cuenta el Partido Popular para hacer llegar su discurso a través de los medios catalanes. Por eso, los populares quieren hacer una campaña a pie de calle, estando cerca de la gente y programando numerosos actos en los que participarán cargos nacionales del partido. El objetivo es dejar claro que el PP no apuesta por la división, sino por la permanencia de Catalunya en España.

La propia presidenta del PP catalán, Alicia Sánchez-Camacho, ya avanzó esta semana durante el debate de política general celebrado en el Parlamento catalán algunos de sus ejes de campaña, ya que se erigió en defensora de todos los catalanes que también se sienten españoles. 'No queremos cruzar fronteras para ir al resto de España. No somos extranjeros', enfatizó.

En ese debate -que se convirtió en realidad en el primer acto de campaña de todos los partidos catalanes-, la candidata popular reveló algunas de sus propuestas, como la reducción de un 20% el número de diputados del Parlament (de 135 a 108), la aprobación de un plan de racionalización de los medios públicos y empresas públicas o la eliminación de las 'embajadas' de la Generalitat.

El PP empezó a engrasar la maquinaria electoral este verano, en previsión de que Artur Mas adelantase los comicios -Sánchez-Camacho había encargado para finales de septiembre un prototipo de campaña-, si bien 'Génova' no situaba ese anticipo de los comicios en otoño sino en el primer trimestre de 2013. La fecha del 25 de noviembre le ha obligado a acelerar el trabajo. Por lo pronto, el vicesecretario de Organización y Electoral del Partido Popular, Carlos Floriano, viajará la próxima semana a Catalunya para apoyar al PPC y perfilar la campaña catalana.

Según fuentes del partido, Sánchez-Camacho se marca como reto superar a los socialistas catalanes, que están inmersos en un proceso de división interna como puso de manifiesto la votación de la resolución sobre una consulta. También aspiran a arañar votos de CiU, en concreto, de aquellos ciudadanos que no comparten la espiral soberanista que está capitaneando Artur Mas.

Las elecciones del próximo 25 de noviembre serán las segundas en las que Sánchez-Camacho encabece la candidatura del PP en Catalunya. En 2010, los populares catalanes cosecharon los mejores resultados en la historia del partido, con 18 escaños en el Parlament.