Público
Público

"El PP de Zoido no tiene modelo de ciudad para Sevilla"

Juan Espadas, portavoz del PSOE en el Ayuntamiento de Sevilla, quiere convertir su partido en una ventanilla ciudadana

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Juan Espadas es el portavoz socialista en el Ayuntamiento de Sevilla. Tiene por delante una tarea hercúlea. Pelear con el alcalde, Juan Ignacio Zoido (PP), que goza de una holgada mayoría absoluta. Espadas apela al trabajo y al contacto con la gente como las claves de su labor de oposición.

¿Cómo valora los inicios de la gestión del alcalde?

Las primeras medidas fueron oportunidades perdidas. Su bandera, la austeridad, la ha desaprovechado.

¿No les gusta el proyecto del nuevo Ikea?

Zoido habla de seguridad jurídica, pero con Ikea introduce mucha más. No dice cómo se puede hacer. Lo que dice es: ‘Esto lo arreglo yo’. Bien, pero ¿cómo? Porque lo que plantea Ikea está fuera de la legalidad. Entonces hay que hacer modificaciones del PGOU. A mí me gustaría que Ikea se quedara en Sevilla, es muy importante. Pero no veo síntomas de soluciones viables.

¿Cree que se equivoca el Ayuntamiento en su planteamiento?

Ellos dicen que es una cosilla sin importancia. Pero lo que propone Ikea, incrementar en 41.000 metros cuadrados la superficie que pasaría de suelo industrial a suelo terciario, obliga a modificar los aprovechamientos medios y la movilidad en la zona al afectar a la SE-35 y SE-40. Esto se tiene que justificar de manera consistente. La modificación del PGOU debe justificarse sobradamente, veáse lo que pasó con la biblioteca del Prado. Si no se hace bien, se produce un enriquecimiento injustificado del promotor. No es una competencia exclusiva del ayuntamiento, esto es estructural, requiere del acuerdo de la Junta y seguramente del Ministerio de Fomento, por la SE-40 fundamentalmente. Mi opinión además es que los técnicos no avalan la propuesta de Ikea.

«Cuando habla de qué quiere, Zoido dice: ‘Que Sevilla funcione’. Eso ¿qué es? ¿Que todos los coches que quieran venir al centro vengan?» 

Finalmente, el alcalde ha derogado el Plan centro.

El plan tenía un objetivo fundamental, reducir el vehículo privado en el centro y lo logró. Redujo la presencia de coches en el centro en un 20% y también la contaminación. Zoido ha sido rehén de su compromiso de derogar. El plan necesitaba gestión y no derogo y ya está. Si hubiera propuesto una alternativa, la hubiera votado sin verla.

¿Qué revela, en su opinión, esta actuación?

El PP no tiene modelo de ciudad. Cuando habla de qué quiere, dice simplemente: ‘Que Sevilla funcione’. Eso ¿qué es? ¿Que todos los coches que quieran venir al centro vengan? ¿Cuál es el modelo de movilidad? ¿Alguien ha hablado con quienes explotan los párkings para llegar a acuerdos que les den buenas condiciones a los vecinos? Esto es un ejemplo.

¿Por qué sacó el PP 20 concejales?

La confluencia de muchos factores llevó a estos resultados. Un cambio de ciclo, un castigo a un partido que estaba en las tres instancias de gobierno y del que los ciudadanos esperaban otra cosa. Sin embargo, el PSOE no ha tocado el corazón de los derechos sociales y el resultado ha sido un voto masivo a la derecha. ¿Cómo se apoya a partidos que nada hicieron en las conquistas del Estado del Bienestar?

¿Cómo se puede recuperar el voto de alguien que les ha abandonado para apoyar al PP?

La derrota es sin paliativos. Los votos siempre son prestados y aquí ha habido más voto prestado que nunca. Tenemos que ser creíbles, hacer una oposición constructiva, con propuestas y denunciar los incumplimientos del gobierno municipal.

¿Qué va a hacer usted para convencer a la gente?

Vamos a estar en permanente contacto con ellos. El PSOE va a ser una ventanilla para que los ciudadanos puedan llegar al alcalde e influir en sus decisiones.

¿Cómo ve el movimiento 15-M?

Los políticos no podemos ser un problema. Eso se carga el sistema. Ahora toca sentido común. Debemos escuchar, proponer alternativas y mejoras e incorporarlas para avanzar en calidad.