Público
Público

La precampaña reaviva el culebrón de Benidorm

La cercanía de las elecciones ha devuelto la inestabilidad al ayuntamiento después de un breve tiempo de paz

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Transfuguismo, partidos políticos carcomidos por luchas intestinas, ambiciones personales que convierten la elaboración de una lista electoral en una batalla. Si hubiera telenovelas políticas, una serie basada en la actualidad de Benidorm sería la líder en audiencia. La cercanía de las elecciones ha devuelto la inestabilidad al ayuntamiento después de un breve tiempo de paz. El PSOE gobierna desde septiembre de 2009, cuando arrebató la alcaldía al PP con la ayuda de un tránsfuga salido de las propias filas conservadoras, José Bañuls. Los socialistas recuperaron así el poder 18 años después de que Eduardo Zaplana se lo arrebatara usando también a una tránsfuga para conseguirlo.

Pero la alegría ha sido corta para el PSOE. A falta de cuatro meses para las elecciones, el tránsfuga Bañuls les ha amenazado con dimitir si no se le reserva un puesto en la candidatura socialista. Para demostrar que va en serio, ha estado dos días sin aparecer por el Consistorio. Un gesto que no tendría importancia si no fuera porque esa misma actitud fue el preludio de su marcha del PP al PSOE en 2009.

La exigencia de Bañuls es, en principio, inasumible para los socialistas. La dirección regional se mantiene oficialmente a la expectativa, pero no oculta su rechazo a que un ex concejal del PP forme parte de la candidatura. Sin embargo, decir que no a Bañuls puede dejarles, otra vez, fuera del poder. El PSOE decidió anoche la composición de su lista, pero al cierre de esta edición se desconocía la decisión final.

En el PP también se viven momentos convulsos con la enésima reedición de la lucha entre los fieles a Zaplana y los leales al aparato del partido, dirigido por Francisco Camps. La candidata zaplanista, Gema Amor, obtuvo anoche el apoyo del comité local para convertirse en candidata a la alcaldía. Pero la última palabra es de la dirección regional, que hoy elegirá al cabeza de lista definitivo. Los líderes autonómicos del partido ya han respaldado al candidato de Camps, Manuel Pérez Fenoll, así que se avecina un nuevo enfrentamiento.