Público
Público

El presagio de una madre y el voluntario que "estaba feliz"

Los dos militares fallecidos participabn en su primera misión en el extrajero

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El cabo Ruben Alonso Ríos se había presentado voluntario para ir a Afganistán. 'Estaba feliz, como loco' por participar en su primera misión internacional, reconocía ayer su esposa, María del Mar, desde su domicilio de Vigo. La marcha del brigada Juan Andrés Suárez al que también era su primer destino en el extranjero no había levantado, sin embargo, tanto entusiasmo en su familia. Su madre, Marisol, estaba muy afectada desde que el 26 de octubre viajara al país asiático. Tenía 'mucho miedo' y los 'peores presagios' desde aquel día, recordaban ayer personas cercanas.

Juan Andrés Suárez, nacido en Mieres pero desde pequeño residente en Gijón, mostró desde su adolescencia su deseo de ingresar en el Ejército. Con 16 años acudió a la Academia Calatayud para iniciar unos estudios militares que continuó en Lleida. Desde entonces había recorrido media España de cuartel en cuartel.

Su compañero fallecido, casado y con dos hijos de tres años y cuatro meses, ingresó en el Ejército hace nueve años, según recordaba su mujer, quien pedía ayer 'la máxima intimidad y que se respete el dolor'.

La brigada a la que permanecían los dos fallecidos ha enviado a Afganistán tres contingentes desde 2005.

A esta unidad pertenecía la primera mujer soldado fallecida en misiones en el exterior, Idoia Rodríguez Buján, víctima de la explosión de una mina en febrero del año pasado. 

El Ministerio de Defensa condecorará a título póstumo con la Cruz al Mérito Militar con distintivo rojo a los dos militares muertos ayer en Afganistán.

También concederá a sus familias una indemnización de 140.000 euros, en aplicación del real decreto de indemnizaciones a los participantes en operaciones internacionales de paz aprobado por el Gobierno en noviembre de 2004.

Además, las familias del brigada y el cabo tendrán derecho a percibir una pensión mensual.