Público
Público

Los preservativos femeninos serán gratis en EEUU

Varios servicios de prevención específica para la mujer pasarán a ser gratuitos a partir de agosto de 2012

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Las compañías de seguros médicos deberán facilitar de manera gratuita todos los métodos anticonceptivos autorizados en EEUU, entre ellos la píldora postocoital, conocida como 'píldora del día después'.

La histórica medida, adoptada hoy por el Departamento de Salud y Servicios Sociales (HHS) en el marco de la reforma de salud aprobada en marzo, satisface las demandas de entidades como el Congreso Americano de Tocólogos y Ginecólogos pero es rechazada por los grupos conservadores.

No obstante, el HHS ha incluido una enmienda que permite a las entidades religiosas elegir si cubren o no la anticoncepción en sus seguros. La Conferencia estadounidense de Obispos Católicos había urgido al Departamento para que excluyera la planificación familiar como un servicio público. La reforma de salud del presidente de EEUU, Barack Obama, establecía ya la gratuidad de los análisis y tratamientos de prevención, pero la decisión anunciada hoy por el HHS incluye por primera vez la eliminación del copago para los anticonceptivos femeninos.

Sectores religiosos y conservadores rechazan esta medida 'histórica'

Otros servicios de prevención específica para la mujer que pasarán a ser gratuitos a partir de agosto de 2012 son las visitas anuales de revisión general y los análisis de diabetes gestacional, del virus del papiloma humano, del sida y de la violencia doméstica. Asimismo, será gratuito el asesoramiento en materia de enfermedades de trasmisión sexual, anticoncepción, virus del sida, lactancia y violencia en el hogar.

El Instituto de Medicina de EEUU (IOM) publicó un informe en julio, encargado por la Administración Obama, en el que recomendaba que todos los anticonceptivos aprobados en el país debían incluirse en la lista de servicios de prevención médica. Este documento ya fue rechazado por los grupos conservadores y religiosos, que alegan que el dinero de los contribuyentes no debe invertirse en servicios y tratamientos de anticoncepción. En concreto, la píldora postcoital es el tratamiento que encuentra más oposición entre estos grupos sociales.

Desde las filas demócratas defienden que estas 'históricas' directrices se basan 'en la ciencia y en las investigaciones existentes', afirmó la secretaria de Salud de EEUU, Kathleen Sebelius, en un comunicado.