Público
Público

El president cierra la legislatura más breve

Jordi Pujol, en 1995, y Pasqual Maragall, 2006, también convocaron anticipadamente las elecciones autonómicas.

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Las nuevas elecciones catalanas anunciadas este martes por el presidente de la Generalitat para el 25 de noviembre darán paso a la X legislatura del Parlament desde la restauración democrática y dejarán atrás un mandato reducido a la mitad del período válido de cuatro años, el más corto de la historia moderna. Las últimas elecciones tuvieron lugar el 28 de noviembre de 2010, después de que las convocara el anterior presidente, José Montilla (PSC), cuyo gobierno tripartito (PSC-ERC-ICV) sí que agotó la legislatura.

Sólo en dos ocasiones se adelantaron de forma notoria los comicios catalanes, en sendos mandatos de poco más de tres años: la antepenúltima legislatura de Jordi Pujol (1992-1995) y el único mandato de Pasqual Maragall (2003-2006).

El decreto de convocatoria de las elecciones catalanas que firmará el presidente de la Generalitat pondrá en marcha el sistema electoral, y comportará la disolución del Parlament, la formación de las juntas electorales (provinciales y central), los plazos para presentar candidaturas, la campaña electoral, el día de reflexión y la celebración de los comicios. Posteriormente, las juntas electorales proclamarán los resultados, los diputados tomarán posesión de sus escaños, se constituirá la nueva cámara, y se iniciará el debate de investidura del nuevo presidente de la Generalitat.

El Parlamento catalán que salga de las nuevas elecciones estará compuesto como hasta ahora por 135 diputados, repartidos entre cuatro circunscripciones: Barcelona (85 diputados), Tarragona (18 diputados), Girona (17 diputados) y Lleida (15 diputados). A falta todavía de una ley electoral catalana, los comicios se volverán a regir por la Ley Orgánica 5/1985 que regula las elecciones generales en todo el Estado, y que tiene carácter supletorio en ausencia de una ley propia en las comunidades autónomas.

Los diputados se distribuirán entre las diferentes candidaturas de forma proporcional al número de votos obtenidos, pero teniendo en cuenta también la ponderación territorial, y será aplicable la Regla de Hondt, de forma que el mínimo de votos que tiene que conseguir una candidatura para poder obtener escaños es el 3% de los votos válidos emitidos en cada circunscripción.

En las elecciones de noviembre de 2010, CiU obtuvo 1.202.830 votos (38,43%) y 62 escaños (la mayoría absoluta es de 68), mientras que el PSC logró 575.233 votos (18,38%) y 28 diputados, el PP 387.066 votos (12,37%) y 18 diputados, ICV-EUiA 230.824 votos (7,37%) y 10 diputados, ERC 219.173 votos (7%) y 10 diputados, Solidaritat (SI) 102.921 votos (3,29%) y 4 diputados, y Ciutadans (C's) 106.154 votos (3,29%) y 3 diputados.