Público
Público

El presidente de controladores dice que la única responsable del caos aéreo el pasado diciembre es AENA

Los primeros controladores en declarar alegan que abandonaron sus puestos por baja médica debido al "estrés" laboral

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

En el segundo día de las comparecencias de los controladores en el juzgado, el presidente de la Unión Sindical de Controladores Aéreos (USCA), Camilo Cela, aseguró este martes que 'el único responsable' del caos aéreo provocado el pasado mes diciembre es la empresa pública AENA y no los controladores.

A las puertas de los juzgados de Plaza de Castilla de Madrid donde estaban citados citados a declarar cuatro controladores imputados en el caso, entre ellos el propio Cela. El presidente de USCA afirmó que su ausencia del puesto de trabajo el pasado 3 de diciembre por la tarde 'está justificada'.

'Solicité y se me concedió por parte de AENA una dispensa sindical para el citado servicio, con lo que esa falta no es real, es falsa', explicó Cela antes de comparecer ante el juzgado de instrucción número 3 bis de Madrid.

El presidente de USCA también ha argumentado en su defensa que AENA dispone del documento firmado en el que se justifica su indisposición para ejercer las funciones de un controlador aéreo, en aplicación del artículo 34.4 de la Ley de Seguridad Aérea. 'Ese documento lo tiene la Justicia', añadió Cela, quien advirtió de que, en su caso, AENA ha incurrido en dos irregularidades a la hora de demandarle.

Los argumentos esgrimidos por Cela 'refuerzan' en su opinión, las ideas manifestadas el lunes por los representantes de la acusaciones populares, que 'por fin se han dado cuenta de que el único responsable de lo que ocurrió es AENA y no los controladores'. 'Que cada cual se forme su opinión y juzgue la veracidad de la información aportada por AENA sobre el resto de los controladores', dijo.

Los primeros en declarar por la huelga encubierta han alegado que abandonaron sus puestos de trabajo al darse de baja médica por razones 'psico-físicas' provocadas por el estrés de la situación laboral que vivían por los decretos aprobados por el Gobierno.

Además, dos de los controladores negaron que estuvieran organizados para secundar un paro encubierto, que perjudicó a más de 600.000 personas en toda España.

Los demandantes de la causa, entre ellos la Agrupación de demandantes afectados por el cierre del espacio aéreo, exigen responsabilidades a los controladores por los daños provocados por el caos aéreos originado en el pasado puente de la Inmaculada. Asimismo, junto a la acusación particular en el proceso penal, los abogados de los afectados presentarán una reclamación de responsabilidad patrimonial contra AENA, que podría superar los 10 millones de euros.