Público
Público

El presidente dedicará agosto a diseñar el final de la legislatura

Las vacaciones de Zapatero consistirán en "fines de semana largos", entre León y Quintos de Mora

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El ajuste alcanza también a las vacaciones y el presidente del Gobierno las reducirá al mínimo, combinando el descanso con algunas actividades públicas. Serán, básicamente, 'fines de semana largos', en los que alternará León con la finca pública de Quintos de Mora (Toledo), según confirmaron fuentes gubernamentales.

La mayor parte del mes de agosto la pasará en la residencia presidencial, para castigo de sus colaboradores, queaunque hagan turnos de guardia se verán condicionados por la decisión del presidente y, en algunos casos, se verán obligados a estar pendientes de la luz del palacio de la Moncloa .

Decidirá sobre los candidatos para 2011 y un posible cambio de Gobierno

José Luis Rodríguez Zapatero dedicará el periodo estival, según fuentes próximas, a 'reflexionar'. El contenido exacto de esas reflexiones es materia reservada, pero es seguro que incluirán la planificación estratégica de la fase decisiva en la quetraspasado ya su ecuador entra la legislatura, con algunos asuntos que son evidentes e incluso pueden estar interconectados.

Es el caso de las candidaturas electorales que el PSOE presentará para los comicios municipales y autonómicos de 2011, especialmente en Madrid, y de la decisión aplazada de acometer una amplia remodelación ministerial, que abortó en junio al filtrarse que se estaba cocinando.

Los aspirantes a encabezar las candidaturas socialistas tendrán que postularse entre el 6 y el 21 de septiembre y, si hubiera varios, las correspondientes elecciones primarias tendrán lugar el 3 de octubre. Con estos plazos, si como no se descarta saliera del Gobierno alguno de los candidatos, concretamente Trinidad Jiménez para Madrid, Zapatero podría planificar simultáneamente el anuncio de las candidaturas y la remodelación ministerial.

La actividad se reanudará el 3 de septiembre, tras una minigira asiática

De momento, se ha abierto un compás de espera. La mayoría de las fuentes consultadas coinciden en que, en estos momentos, no se respira un ambiente de cambios en la composición del Consejo de Ministros, sino 'más bien al contrario' a tenor del esfuerzo de trabajo que ha pedido a sus integrantes, aunque a Zapatero, como a todos los presidentes del Gobierno, le gusta sorprender. Y, en cuanto al conflicto que ha estallado en el socialismo madrileño, se apunta que también está a la espera de un reflujo de la marea.

El presidente del Gobierno aprovechará también la menor presión mediática para celebrar algunas 'entrevistas discretas'. La situación económica, con especial atención a las reformas, sigue siendo su principal inquietud. En este contexto será de capital importancia la aprobación de los Presupuestos para 2011, que dependen del apoyo del PNV.

El Consejo de Ministros, tras la reunión de pasado mañana, volverá a reunirse el 20 de agosto. El presidente tiene previsto visitar en Marivent al rey en dos ocasiones, los días 11 y 27. Al día siguiente emprenderá un viaje a Sanghai (China) y Japón. Será al regreso de esta minigira asiática cuando, el 3 de septiembre, vuelva a reunirse el Consejo de Ministros.

Pero, de momento, lo primero que tiene previsto es irse este fin de semana a León para dedicarse a tres de sus actividades preferidas: pescar, caminar y reunirse con viejos amigos.