Público
Público

El presidente del Congo regala 10.000 euros a los vecinos de un pueblo andaluz por el trato recibido

El donativo de Denis Sassou Nguesso, que pasó cuatro días de descanso en Carratraca (Málaga), reportará 12 euros a cada uno de sus casi 900 habitantes

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El presidente de la República del Congo, Denis Sassou Nguesso, ha donado 10.000 euros para los vecinos de Carratraca (Málaga), donde ha descansado en los últimos días, y lo ha hecho de una manera peculiar al entregarlos directamente a uno de ellos, que ha empezado a repartirlos al resto.

Francisco Florido, de 84 años, recibió el sobre con tan cuantioso regalo y el encargo de su distribución por parte del mismísimo presidente congolés, pero aún no entiende el motivo por el que se fijó en él sin haber hablado previamente, 'de buenas a primeras' le entregó el importe, tal como ha explicado este vecino.

Para Francisco ha sido 'un problema gordo', ya que al principio desconocía cómo iba a distribuir la cantidad, así que lo primero que se le ocurrió fue acudir al ayuntamiento en busca del censo para determinar qué suma le correspondía a cada uno, que ha resultado ser de 12 euros. Con ayuda de su hija y su yerno, colocó una mesa en la puerta de casa y pegó carteles por el municipio con los días y horario de reparto del dinero para ordenar la tarea en la medida de lo posible.

Desde el pasado martes, los vecinos de esta localidad de menos de 900 habitantes han ido pasando por casa de Francisco a recoger su parte de este regalo que el mandatario ha querido dejar para ellos, al parecer, en agradecimiento por el trato recibido durante los cuatro días de su estancia en la población, hasta el pasado domingo.

Francisco y su mujer, María Cristina, de 77 años, han escuchado historias de todo tipo: vecinos que lo utilizarán para pagar la luz, otros que lo donarán a asociaciones y hasta pequeños enfados de personas que no han podido recoger su parte por no presentar el documento nacional de identidad, requisito imprescindible.

La única explicación que se da el hombre de que fuera él elegido es que el mandatario congoleño lo veía a diario a las puertas del balneario donde se alojaba con su séquito o que recabara información y se enterara de lo conocido que es en Carratraca, pues fue alcalde, practicante, director de sucursal bancaria y hasta juez.

La estancia del presidente y sus acompañantes ha dejado momentos como una misa privada en la iglesia o la estampa del mandatario en albornoz en el balcón del Hotel Villa Padierna Thermas hablando con los vecinos. Francisco, que en ningún momento se planteó quedarse con el dinero, ha asegurado que las cosas se están haciendo bien y espera que la próxima semana esté todo el dinero repartido.