Público
Público

El presidente de la Diputación de Girona, acusado de acoso, deja temporalmente el cargo

Jaume Torramadé, de UDC, dice que en ningún caso se trata de "una retirada, ni mucho menos de una dimisión"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El presidente de la Diputación de Girona, Jaume Torramadé, ha anunciado este lunes que deja temporalmente el cargo tras ser acusado de acoso sexual por una asesora de su mismo partido en la institución, pero ha precisado que continuará ejerciendo como alcalde de Salt (Girona).

Torramadé ha afirmado que guardará 'distancia con el día a día directo como presidente' de la Diputación y que adopta esta decisión 'por el bien de la institución y de su partido' (UDC), pero que en ningún caso se trata de 'una retirada, ni mucho menos de una dimisión'.

Tras ser acusado de acoso sexual a una asesora de la Diputación, Torramadé también ha dejado, temporalmente y de forma voluntaria sus responsabilidades en su partido, Unió Democràtica de Catalunya (UDC), en el que ejercía de presidente de la Asamblea Intercomarcal de Girona.

Torramadé, que será sustituido por el vicepresidente de la Diputación, el alcalde de Banyoles, Miquel Noguer, ha atribuido su decisión de alejarse puntualmente unas semanas de los cargos que desempeña en la Diputación y la Intercomarcal gerundense de Unió por la 'presión mediática'.

'Mi defensa y mis acciones legales no tienen nada que ver con todo esto, lo que pasa es que creo que no es bueno estar continuamente en esta situación', ha agregado.

En unas declaraciones hechas esta tarde a la salida de la junta de gobierno de la Diputación, Torramadé ha precisado que Noguer será un presidente accidental, como cuando él está de viaje, de manera que 'no se trata de una dimisión' porque asegura que continúa siendo presidente de la Diputación.

En un comunicado, Torramadé asegura que se siente 'tranquilo' porque está convencido de su inocencia en este caso de supuesto acoso sexual, del que le acusa la asesora de la Diputación y presidenta de la sección local de UDC de Salt, Minerva Amador, a la que, a su vez, el alcalde de Salt ha denunciado por extorsión.

'No se trata de una retirada, ni mucho menos de una dimisión', sino que conviene 'tomar cierta distancia durante unas semanas por el bien de la institución y del partido', destaca Torramadé. Confiado en el buen funcionamiento de la Justicia, Torramadé ha expresado su deseo 'de que se acabe pronto esta cacería mayor, que se ha convertido claramente en una lucha de poder sin rodeos, en la que las personas y sus sentimientos importan bien poco'.

Torramadé denunció el pasado 21 de noviembre a Amador por extorsión, ya que supuestamente le habría pedido 50.000 euros a cambio de no denunciarle por unos supuestos tocamientos la noche del inicio de la campaña electoral y unos días después Amador le denunció por acoso sexual.