Público
Público

El presidente estará en el primer gran mitin de Montilla

Zapatero intervendrá en la Festa de la Rosa del PSC, que afronta la campaña en desventaja

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

José Luis Rodríguez Zapatero estará en el primer gran acto de la campaña del PSC de las autonómicas de otoño, que los socialistas catalanes encaran con perspectivas adversas tras haber sido incapaces, al menos según las encuestas, de neutralizar los efectos de la crisis y el desgaste del Tripartito.

El domingo 19 de septiembre el presidente y la secretaria de Organización del PSOE, Leire Pajín, estarán en la Pineda de Gavà para acompañar a José Montilla en la Festa de la Rosa, el acto más multitudinario que el partido organiza cada año en el Baix Llobregat.

El president revela hoy la fecha de las elecciones, que se prevé sea el 28-N

Zapatero acalla así las voces que han sugerido que lo que le interesa al presidente es que CiU gobierne Catalunya para, así, disfrutar de una lógica de pactos más simple en el Congreso. De momento, el presidente ha propiciado que el ministro de Trabajo, Celestino Corbacho, refuerce a Montilla como número tres en otoño. Todo con la intención declarada de motivar y movilizar a un electorado que, como ayer admitió el propio ministro, está 'desmovilizado'.

La última vez que Zapatero asistió a la Festa de la Rosa fue en 2007, meses antes de las generales que le dieron su segunda victoria frente a Mariano Rajoy, en parte, gracias a los 25 escaños que el PSC obtuvo en Catalunya, donde el PP se conformó con ocho.

La Festa de la Rosa llegará después de una Diada del 11 de septiembre marcada por el debate de la autodeterminación, que ya monopolizó los discursos de los líderes catalanes hasta que la semana pasada irrumpió Corbacho, y antes de la reunión de la comisión bilateral Estado-Generalitat, que será antes de octubre.

Corbacho admite la desmovilización del electorado socialista catalán

Antes de la bilateral

En esa reunión, Montilla y su Govern esperan concretar las vías de rescate prometidas por Zapatero de las partes del Estatut cercenadas por el Tribunal Constitucional.

Montilla encara la campaña en desventaja en relación a CiU pero con apoyo del PSOE. Un clima diferente al de hace unos meses cuando, en declaraciones que posteriormente rectificó, el jefe de campaña del PSC, Jaume Collboni, declaró que era preferible que, a diferencia de lo que hizo en 2006, Zapatero no estuviera muy presente en la campaña. El PSC no ha establecido aún las visitas que hará Zapatero.

Primero hay que conocer la fecha electoral. Esta mañana Montilla la anunciará a sus consellers y es más que probable que opte por el 28 de noviembre, alejándose de esta manera de la huelga general del 29 de septiembre, que deberá gestionar Corbacho (no dejará el ministerio hasta que se publiquen oficialmente las listas), y de la visita del Papa a Barcelona el 7 de noviembre. En una entrevista en Catalunya Ràdio, Montilla descartó celebrarlas en día laborable y siguió mostrándose críptico con la fecha. Sí habló de 'equipo' y de 'banquillo'.

Después de que sectores del PSC lanzaran el nombre del ex ministro José Borrell como aspirante a conseller de Economia tras la renuncia de Antoni Castells a seguir, el president mostró nulo entusiasmo por traérselo de vuelta a Catalunya. El nombre que sí lanzó fue el de David Vegara, ahora en el staff del Fondo Monetario Internacional y hasta hace un año secretario de Estado de Economía. Los que CiU ha puesto encima de la mesa para sus listas son, en cambio, 'irrelevantes' para el PSC.