Publicado: 03.04.2014 17:23 |Actualizado: 03.04.2014 17:23

El presidente de Grifols respalda a Mas en el contexto político de la consulta soberanista catalana

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El presidente de la multinacional catalana Grifols, Víctor Grifols, ha respaldado hoy al presidente catalán, en un contexto político marcado por la consulta soberanista, al animarle con las siguientes palabras: "Tiri endavant. No s'arronsi" (Tire adelante. No se arrugue)".

El dirigente de la empresa de hemoderivados ha incluido este inesperado mensaje de apoyo al presidente catalán, que éste ha agradecido, durante la inauguración de la nueva planta de fraccionamiento de plasma de su compañía en Parets y en un clima político marcado por la consulta convocada para el 9 de noviembre, que ha enturbiado las relaciones entre la Generalitat y el Gobierno.

"Con firmeza y determinación se puede llegar muy lejos", ha asegurado Grifols en referencia a su compañía, y a continuación ha añadido: "Este mensaje también se lo paso a usted. Sé que lo está pasando difícil. Tiene determinación. Tire adelante. No se arrugue".

Momentos antes, había recordado los intentos fallidos de Grifols por salir a bolsa hasta que lo consiguió, en 2006, y en esta línea ha comentado: "Cuando una organización tiene un objetivo claro de futuro para alcanzar, no se debe espantar de las criticas que cuestionan su estrategia o razón de ser".

Por su parte, Mas ha agradecido la "valentía y el coraje" demostrado por el dirigente empresarial, ha recordado que Grifols invierte en EEUU, en España y también en Cataluña, y ha concluido que, frente a los mensajes "apocalípticos" de algunos, "el sentido común se acaba imponiendo en la economía".

Asimismo, Mas, que ha puesto a Grifols como ejemplo de empresa que crea empleo y exporta, también se ha referido a la salida a bolsa de Grifols para subrayar, en clave política, que entonces la compañía tenía dos opciones: "inclinar la cabeza y dejarlo, o enfrentarse a las circunstancias y continuar", y ha añadido que el mensaje de superación "funcionó" en el caso de Grifols, que "ha funcionado en Cataluña en muchos momentos y que en este momento debe funcionar para el conjunto del país".

El mensaje de este empresario cobra importancia puesto que lidera todo un gigante de los hemoderivados -es el tercer productor mundial de medicamentos biológicos derivados del plasma - que ganó 345,6 millones de euros el año pasado y cerró 2013 con una cifra de negocio de 2.741,7 millones de euros, un 92,4 % de ellos en el extranjero; asimismo, la compañía da trabajo a unas 13.300 personas en todo el mundo, más de 10.000 de ellas en Norteamérica y 2.650 en España.

El presidente de Grifols, una de las empresas promocionadas con la Marca España, es conocido por hablar sin pelos en la lengua y sus opiniones han creado en ocasiones polémica.

En abril de 2012, pidió al Gobierno que permitiera el pago por donaciones de plasma -que se extrae de la sangre- en España, como forma incluso de que los desempleados tengan unos ingresos extra; en noviembre de ese año amenazó con no invertir más en España "mientras las cosas no cambien" y el pasado diciembre, al ser preguntado sobre la eventual consulta soberanista pactada en Cataluña, espetó: "Votan las personas, no las compañías".

La planta de Grifols inaugurada hoy ha supuesto una inversión de más de 20 millones y generará unos 100 empleos, 70 de ellos directos.