Público
Público

El presidente recibe este miércoles a Gallardón para tratar la deuda

El alcalde de Madrid ha presentado al Gobierno una propuesta de refinanciación

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La imagen de enfado entre el presidente del Gobierno y el alcalde de Madrid que quedó grabada el pasado 12 de octubre durante el desfile de las Fuerzas Armadas tendrá este miércoles una vía de acercamiento. José Luis Rodríguez Zapatero ha convocado en el palacio de la Moncloa a Alberto Ruiz-Gallardón para conversar sobre la petición de refinanciación de la deuda municipal solicitada por el consistorio. La cita, confirmada por ambas partes, será a las cinco y media de la tarde.

El encuentro llega después de semanas de enfrentamientos dialécticos entre miembros del Gobierno y del ayuntamiento a cuenta de la deuda de Madrid, la más alta de todos los consistorios españoles. Según datos del Banco de España, en el segundo trimestre del año fue de 7.145 millones de euros.

Hace unas semanas, tras la discusión del 12 de octubre, Ruiz-Gallardón remitió a Zapatero un documento con propuestas sobre su postura respecto a la refinanciación de los ayuntamientos, no sólo el de la capital. Un texto que ejercerá de eje vertebrador de la reunión que tendrá lugar esta tarde. Y en el que ambas partes ven posibilidades de 'algún acuerdo'.

En más de una ocasión, el regidor madrileño se ha quejado del trato discriminatorio que el Ejecutivo socialista da a los ayuntamientos españoles haciendo hincapié en que las comunidades autónomas y el Estado sí pueden refinanciar su deuda.

Concretamente este martes volvió a insistir en esta idea en unas jornadas en Caja Madrid. Una vez más, el regidor lamentó que la actual legislación ofrezca un trato desigual a las corporaciones locales. En este sentido, recordó que la deuda de los ayuntamientos del 6,1%, frente a la del 17% de las comunidades autónomas y el 76% del Estado.

A la hora de intentar justificar la deuda municipal, Gallardón esgrimió el hecho de que los ayuntamientos tengan que hacer frente a competencias que no les corresponden.

De hecho, en pleno estallido de esta polémica entre ayuntamiento y Gobierno, el alcalde aseguró que el consistorio no iba a correr con los gastos de infraestructuras del Estado, además de acusar al Gobierno de tener a la capital abandonada. La convocatoria de la Moncloa ha sido recibida con optimismo en el consistorio. 'Habrá acuerdo en algunos puntos', insistieron.