Público
Público

La presión de las redes sociales lleva a Aguirre a retirar un proyecto de ley

La Comunidad de Madrid fulmina  el proyecto de ley de Protección de Animales aprobado hace pocas semanas.

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La presidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre, ha anunciado este jueves que el Gobierno regional va a retirar el proyecto de ley de Protección de Animales aprobado hace pocas semanas por el Consejo de Gobierno debido a la falta de 'consenso' que se han encontrado con las organizaciones defensoras de los animales.

El Ejecutivo regional adopta la decisión al amparo del artículo 153 del Reglamento de la Asamblea de Madrid y tras comprobar que 'no se ha percibido que tenga un consenso suficiente' por parte de las asociacones y colectivos implicados, ha explicado Aguirre.

La presidenta ha relatado que 'ha habido bastante, o al menos algo de disenso', que se ha expresado fundamentalmente en las redes sociales, por lo que el Ejecutivo ha decidido retirar el texto, que 'no es urgente' y requiere 'un debate más profundo'.

Ha confiado en que en un futuro se redactará otro proyecto de ley que sí cuente con el apoyo de las asociaciones y colectivos ecologistas.

Aguirre ha explicado que según este reglamento pueden retirar cualquier proyecto en cualquier momento mientras no se haya producido el acuerdo final, que no es 'urgente' y que merece un 'debate más en profundidad' que lleve a elaborar 'un proyecto más consensuado'.

El Consejo de Gobierno de la Comunidad de Madrid aprobó el pasado 6 de octubre modificar la Ley de Protección de Animales Domésticos, aprobada en 1990, para adaptarla al siglo XXI y prohibir entre otras conductas el abandono de mascotas o la tenencia de animales considerados peligrosos o exóticos.

El texto prohibía, entre otras cosas, tener en casa animales potencialmente peligrosos, alimentar a animales sin dueño o mantener a mascotas en escaparates, y regulaba exhaustivamente su venta.

La norma estipulaba sanciones mayores que las están actualmente en vigor, con multas de hasta 30.000 euros para las faltas muy graves