Público
Público

La presión vecinal logra paralizar el desahucio de una mujer de 71 años en Madrid

Mónica, enferma de Alzheimer, podrá quedarse en su casa hasta el 24 de mayo, cuando volverá a ejecutarse el desalojo. Dos personas han sido detenidas tras los forcejeos con la Policía durante la concentración

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

De nuevo la presión popular de los vecinos y varios miembros de la Plataforma de Afectados por la Hipoteca (PAH) ha logrado aplazar el desahucio en Madrid de Mónica, una mujer de 71 años con Alzheimer. Podrá permacer en su piso del Paseo de la Castellana hasta el próximo 24 de mayo, fecha que la comisión judicial ha fijado para la próxima ejecución.

A la cita había acudido medio centenar de activistas y vecinos, que desde las 10.00 horas se han concentrado frente a las dos puertas del número 144 del Paseo de la Castellana. A la misma hora llegaban al portal varias unidades de la Policía Nacional y la tensión ha ido en aumento hasta que se han producido varias cargas que se han saldado con 2 detenidos en una de las entradas al edificio. Los arrestados fueron conducidos a las dependencias policiales de Moratalaz y, a esta hora, ya están el libertad con cargos de desobediencia, resistencia y atentado a la autoridad, según confirmaron a Público fuentes de la PAH

Cuando los agentes han tratado de acceder al portal, los manifestantes han subido el volumen de sus gritos y se han agolpado en la entrada para tratar de impedir su acceso. En este punto, se han producido empujones y cinco personas han sido llevadas al interior del portal, donde han sido identificadas y una de ellas detenidas.

'Democracia, ¿dónde? terrorista, ¿quién?', gritaban los manifestantes, que han cosiderado 'desproporcionada' la actuación policial. 'Sólo hemos venido a evitar que echen a Mónica de su casa. Sin ninguna violencia. ¿No os da vergüenza pegarnos sólo por eso?, gritaba una manifestante a los agentes que impedían el acceso al edificio.

Las abogadas que llevan el caso han explicado que este desahucio no se produce por el impago de la deuda, sino porque el piso, donde desde 1974 vive de alquiler la anciana, Mónica Briseño, ha sido reclamado por su propietario.

El propietario, según la Ley de Arrendamientos Urbanos (LAU) de 1964, así como por la misma Ley de 1994 y por la nueva ley del Gobierno a este respecto, tiene 'derecho sustantivo' a recuperar la vivienda. Según el hijo de Mónica, en declaraciones recogidas por Europa Press,'tras una década de juicios tratando de rescindir el contrato, el propietario ha dicho que su hija necesitaba la casa para cursar sus estudios en Madrid'.

Así, un juzgado de Primera Instancia, de acuerdo con las leyes, falló a favor del propietario y fijó la fecha del lanzamiento para el 15 de febrero, aunque posteriormente, según Bourne, gracias a la 'presión popular de los grupos 'stopdesahucios' de Tetuán y Chamartín', la ejecución fue retrasada hasta el 5 de abril.

Sin embargo, la aciana padece Alzheimer y 'tiene dificultados orientativas y cognitivas', ha explicado a Público Isabel, vecina de la afectada. 'No pueden dejarla sin casa ni sacarla de su entorno en su estado'.

La tensión se ha vuelto a reproducir cuando ha llegado al porta la comisión judicial, que ha sido escoltada por un cordón policial hasta el interior del bloque. Mientras, en un de las puertas principales, volvía a haber empujones entre policía y activistas hasta que llgaba la noticia de que el desahucio iba a ser suspendido sin fecha. 'Sí se puede', gritaban los congregados.

'Tranquilidad', pedía Manuel San Pastor, abogado de la PAH, mientras salía del edificio para comunicar a los congregados que el desahucio de Mónica había sido paralizado sin fecha. Sin embargo, ni policía ni activistas se han movido de la puerta hasta que se han terminado de firmar los documentos que lo acreditaban. Finalmente, Mónica podrá seguir viviendo en su casa hasta el 24 de mayo, cuando se volverá a ejecutar el desalojo.