Público
Público

Los presos de ETA quieren que los partidos les visiten en la cárcel

El objetivo del colectivo es constituirse como "agente político" y que esas reuniones sean permanentes

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El colectivo que agrupa a los presos de ETA ha informado es sábado de los contactos que ha mantenido en los últimos meses con los partidos vascos -con todos menos PP y UPyD- y ha expresado su deseo de que los representantes políticos visiten a los portavoces oficiales de los presos, actualmente en la cárcel. En una comparecencia de prensa en Bilbao en la que no han admitido preguntas, 17 representantes del Colectivo de Presos y Presas Políticos Vascos (EPPK, según sus siglas en esuskera) han leído un texto para dar cuenta de sus reuniones y han ratificado el comunicado del colectivo hecho público en el diario Gara en el que se aboga por el fin de la dispersión.

En los últimos meses, representantes de este colectivo que ya están excarcelados han mantenido reuniones con partidos y sindicatos vascos, como PNV, PSE, Bildu, Aralar, EA, ELA y CCOO, entre otros. En los próximos días se reunirán con UGT, y según han explicado no se han citado con el PP 'que ni siquiera nos ha respondido' ni con UPyD. El objetivo del colectivo de presos es constituirse como 'agente político' y que esas reuniones sean permanentes, no se queden en contactos aislados. Además, el colectivo quiere que representantes de los partidos y sindicatos con los que se han reunido visiten directamente a los portavoces del colectivo -actualmente encarcelados- de manera que 'nuestra mediación ya no sea necesaria'.

El EPPK (que dice representar a los alrededor de medio centenar de presos terroristas en cárceles españolas) advierte en el comunicado publicado Gara que el proceso de paz en el País Vasco está en juego si el Gobierno español no acaba con la política de dispersión de sus integrantes por cárceles de todo el país. 'Lo que está en juego no es mejorar nuestra situación, sino que lo que está en juego es la viabilidad del proceso, una viabilidad que el enemigo quiere hundir de modo pertinaz e irresponsable, y eso es algo que ninguno podemos permitir', afirma.

El Gobierno del PP puso en marcha un plan de reinserción de presos condenados por terrorismo, siempre que se desvinculen de la banda armada, lo que abre la puerta también a su acercamiento a cárceles del País Vasco. Los presos de ETA reconocieron por primera vez el pasado mes de junio el dolor de las víctimas de la banda armada, pero rechazaron el arrepentimiento propuesto por el Gobierno para su reinserción.

En el comunicado, el colectivo EPPK señala que el nuevo lehendakari del PNV,  Iñigo Urkullu,  tiene 'el reto de responder positivamente a los deseos y las demandas' ciudadanas, como el fin de la dispersión, el cambio de la política carcelaria y el fortalecimiento del proceso.

En su último comunicado, el pasado mes de noviembre, ETA condicionó el final definitivo de la lucha armada a un acuerdo con España y Francia. El Gobierno español, por su parte, insiste en que ETA tiene que anunciar su desmantelamiento y desarme.