Público
Público

Un presunto narco patrocinó el coche de la Guardia Civil en el Dakar

El logo de la empresa con la que pretendía introducir 6,7 toneladas de cocaína aparecía en la carrocería

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Uno de los últimos grandes éxitos de la Guardia Civil en su lucha contra el narcotráfico incluía una sorpresa. Luis Moreno Jimena, el empresario madrileño detenido el pasado 28 de junio como presunto responsable del intento de introducir en España un alijo de 6,7 toneladas de cocaína desde Venezuela, patrocinó a través de una de sus sociedades, Transpinelo SL, al equipo Guardia Civil Rally Raid en el Dakar 2011 que se disputó en enero en Suramérica. El logotipo de dicha empresa aparecía en los cuatro costados del todoterreno, así como en los del camión de apoyo.

En aquel momento, Moreno Jimena ya era un viejo conocido para las Fuerzas de Seguridad del Estado. Se encontraba en libertad provisional a la espera de juicio tras haber sido detenido en octubre de 2007, también por agentes del Instituto Armado, tras la incautación de otro alijo, en este caso de 254 kilos de cocaína, en una nave industrial de su propiedad en la localidad madrileña de Arganda del Rey.

La empresa a través de la que hizo el patrocinio tampoco era de reciente creación. El registro mercantil, donde consta como objeto social de la misma el 'transporte de mercancías por carretera, excavaciones, derribos, movimientos de tierra, reciclaje de residuos, transporte y tratamiento de residuos de todas clases', recoge que fue constituida en 2000 y que entre sus directivos se encontraban un sobrino y el hijo del presunto narco. Ambos también fueron arrestados en la operación de junio como supuestos integrantes de la trama.

El empresario ya había sido detenido en octubre de 2007 por tráfico de drogas

Transpinelo S.L. era, de hecho, la empresa tapadera a través de la cual Moreno Jimena pretendía presuntamente introducir las 6,7 toneladas de cocaína. La droga iba a viajar oculta en dobles fondos practicados en las estructuras de dos retroexcavadoras y dos camiones que habían partido del puerto de Santander hasta Venezuela y que iban a retornar ya cargados por el de Bilbao. Las autoridades de Caracas, tras recibir información de la Guardia Civil, impidió el embarque y se incautó de la droga.

Días después, agentes españoles detenían a Moreno Jimena en Jaén cuando huía en un vehículo con 95.000 euros. En el registro de la sede de la empresa, situada en un polígono industrial de Mejorada del Campo (Madrid), la Guardia Civil intervino, entre otros bienes, más de 200 vehículos pesados similares a los que pretendía utilizar para camuflar la droga.

Fuentes del Instituto Armado aseguraron a este diario que tuvieron noticia del patrocinio de la empresa del presunto narco a finales del año pasado, cuando el todoterreno y el camión de apoyo se encontraban ya en Suramérica para participar en la carrera. Por ello, destacan, no hubo posibilidad de retirar ni los adhesivos con el logo de Transpinelo S. L. ni los de la Guardia Civil.

El equipo no informa al Instituto armado sobre las compañías que le financian

Estas mismas fuentes destacan que el equipo, a pesar de que su nombre aparentemente lo liga estrechamente a la institución, tiene autonomía total para buscar sus patrocinadores. De hecho, sus promotores no están obligados a informar a la Dirección General sobre qué empresas compartirán con el Instituto Armado el espacio publicitario de la carrocería del vehículo y cuentan con su propia web independiente. En la misma, en el apartado de patrocinadores, no aparece desde hace días Transpinelo S.L.

'La Guardia Civil no gasta un duro en el equipo', recalcan desde la Dirección General. Su apoyo se limita, detallan, a facilitar a su piloto (un teniente en la reserva incluido en el catálogo de deportistas de alto nivel del Instituto Armado) los permisos para entrenar y participar en las competiciones, así como equipaciones con emblemas. El pasado enero, este oficial pasó a la situación de retiro y, por tanto, dejó de estar ligado a la Guardia Civil, apuntan. Este diario ha intentado contactar en los dos últimos días con este para conocer su versión, sin éxito.

La Dirección General conoció el patrocinio poco antes de empezar la carrera

Las fuentes consultadas aseguran desconocer si el empresario detenido pretendía camuflar con el patrocinio las actividades supuestamente delictivas de su sociedad. 'Si era así, se ha visto que no ha servido de nada. La Guardia Civil ha actuado contra él sin temblarle el pulso', destacan.

Lo cierto es que el presunto narco es aficionado a los deportes del motor. Cuando se produjo la incautación de la droga en Venezuela en junio, se encontraba junto a su familia en el circuito de Valencia asistiendo al Gran premio de Fórmula 1. Dos días después fue detenido.

El equipo Guardia Civil Rally Raid fue creado a finales de los noventa gracias al entusiasta apoyo del entonces director general del Instituto armado, Santiago López Valdivielso (PP). Reconocido aficionado a los deportes de motor y actual miembro de la junta de la Federación Española de Automovilismo, Valdivielso participaba en persona en la presentación que se hacía todos los años del equipo. Sin embargo, dicho respaldo se redujo drásticamente con la llegada del general Gómez Arruche, y terminó de difuminarse con Joan Mesquida y Francisco Velázquez, todos nombrados por el PSOE, aunque los tres matuvieron la presencia del nombre de la Guardia Civil en la denominación del equipo.