Público
Público

Uno de los presuntos etarras más buscados cae en Bélgica

La furgoneta con explosivos hallada en enero llevó a Zengotitabengoa

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El presunto miembro de ETA Luis Mari Zengotitabengoa fue detenido a primera hora en la ciudad belga de Ostende, durante una operación organizada por la Guardia Civil en colaboración con las autoridades de ese país. A Zengotitabengoa, de 29 años y nacido en Durango (Vizcaya), se le relaciona con el alquiler de una furgoneta cargada de explosivos que fue interceptada el 9 de enero en Bermillo de Sayago (Zamora) y aparece en la lista de terroristas más buscados por la Guardia Civil y la Policía Nacional. El arresto se produjo sobre las cinco de la mañana, cuando Zengotitabengoa llegaba con documentación falsa a un hotel de Ostende, al norte del país. El Instituto Armado sospecha que el detenido estaba actualmente integrado en un talde (comando) de reserva de la banda.

Tras encontrar en la furgoneta interceptada en enero documentación sobre Zengotitabengoa, la Guardia Civil comenzó su búsqueda en Elorrio (Vizcaya), pero no hubo resultados. El conductor del vehículo, el presunto etarra Garikoitz García Arrieta, huyó y logró llegar a Portugal, pero fue arrestado allí, al igual que la también presunta etarra Iratxe Yáñez Ortiz de Barron.

En enero, la Guardia Civil ya buscó al detenido en Elorrio

El presunto etarra es hermano de Andoni Zengotitabengoa, que fue detenido el pasado 11 de marzo en el aeropuerto de Lisboa cuando intentaba huir a Caracas (Venezuela) portando un pasaporte mexicano falso. Andoni estaba huido desde 2003 y es sospechoso de organizar, junto con Oier Gómez Mielgo, un depósito de 1.500 kilos de explosivo en la casa hallada el pasado febrero en la urbanización de Casal de Avarela, en la localidad portuguesa de Óbidos.

La detención en Bélgica de Zengotitabengoa ha elevado a 67 el número de los supuestos etarras arrestados en lo que va de año, entre ellos Mikel Kabikoitz Karrera Sarobe, considerado el último jefe del aparato militar de la banda.

Es hermano de otro huido de la organización detenido en marzo

En enero, la Guardia Civil también detuvo a Pedro María Olano en la localidad guipuzcoana de Lizartza. El presunto etarra declaró después que en 2001 fue el encargado de transportar un lanzamisiles con la intención de atentar contra el avión del entonces presidente del Gobierno José María Aznar.

Ya a finales de febrero, en una operación conjunta entre la policía francesa y la Guardia Civil, cayó uno de los máximos responsables de la organización terrorista, concretamente el jefe del aparato militar, Ibon Gogeaskoetxea, al ser arrestado en la región de Normandía junto a otros dos presuntos integrantes de la banda.

A mediados de marzo fue arrestado en París Joseba Fernández Aspurz tras un tiroteo en el que falleció el policía francés Jean-Serge Nérin, siendo la única víctima mortal de la banda terrorista en un año.

Un mes más tarde, la Guardia Civil detuvo en distintas localizaciones de Euskadi a diez personas, entre las que se encontraban tres abogados que defendían habitualmente a presos de ETA y que hacían de correo entre los presos terroristas y la dirección de la banda. De hecho, dos días después fue arrestado David Pla, el jefe de estos abogados que había estado en prisión hasta 2006.

El 20 de mayo, la Gendarmería francesa, en colaboración con la Guardia Civil, detuvo en un piso en Bayona (sur de Francia) a cuatro presuntos etarras, entre los cuales estaba Mikel Kabikoitz Karrera Sarobe, considerado el último jefe del aparato militar de la banda al sustituir a Ibon Gogeaskoetxea tras ser arrestado en febrero.

Aparte de la detención de Zengotitabengoa, en lo que va de agosto ha habido un arresto más: el día 3 la Ertzaintza detuvo en la localidad guipuzcoana de Hernani a Gurutz Aguirresarobe, considerado el autor material del asesinato del jefe de la Policía Municipal de Andoain, Joseba Pagazaurtundua, en 2003.