Público
Público

Presupuestos participativos Los zaragozanos piden más y mejor espacio para peatones y bicis en sus presupuestos

Más de 6.000 vecinos deciden por vez primera mediante un proceso participativo 113 proyectos a los que el Ayuntamiento destinará cinco de los 724 millones de su presupuesto

Publicidad
Media: 5
Votos: 2
Comentarios:

Ciudadanos de Zaragoza participando en el proceso de votación sobre los presupuestos de la ciudad.

Los zaragozanos reclaman más y mejor espacio para los peatones y las bicicletas, además de numerosas mejoras en parques y en centros escolares, según indican los resultados de la consulta pública de los primeros presupuestos participativos de la ciudad, que ha dado a conocer esta mañana la teniente de alcalde de Participación, Transparencia y Gobierno Abierto, Elena Giner.

La puesta en marcha de los presupuestos participativos era una de las principales propuestas del programa electoral de Zaragoza en Común (ZeC), cuyo objetivo es que los vecinos decidan la gestión del 5% del presupuesto , lo que en la capital aragonesa supondría algo más de 35 millones de euros anuales. No obstante, la primera convocatoria incluye una partida de cinco.

Los vecinos han seleccionado 113 proyectos valorados en 4,7 millones de euros cuya tramitación administrativa comenzará el próximo martes. Las juntas y las mesas de presupuestos de cada distrito decidirán el destino de los 300.000 euros restantes, que pueden quedar en la caja en previsión de posteriores ajustes o ser destinados a las iniciativas que no han entrado en esta primera fase.

Bicicletas, barreras, colegios y parques

El bloque más numeroso de actuaciones que han seleccionado los vecinos es el relacionado con la bicicleta, con 22, seguido de las 20 relativos a obras de pavimentación y peatonalización de calles, a las que se añaden las doce eliminaciones de barreras arquitectónicas, las 16 mejoras en patios de colegios y en sus accesos y otras para equipamientos deportivos, parques y jardines.

La concejal Elena Giner (derecha) charla con el alcalde Pedro Santisteve, la vicealcaldesa Luisa Broto y el portavoz de ZeC, Pablo Muñoz.

Entre las propuestas aprobadas destacan las peticiones de ampliar carriles bici y de comunicarlos los existentes con otros cercanos, la habilitación de un aparcamiento gratuito para automóviles en el barrio de San José, el “acondicionamiento y aprovechamiento” del río Huerva y de su ribera en el entorno del Puente de los Gitanos, la instalación de un ecohuerto didáctico en el centro de la ciudad, la adecuación del Paseo del Canal y la plaza de la Memoria Histórica en Torrero o la instalación de zonas para juegos infantiles en el casco viejo.

Por el contrario, se quedan en lista de espera otras como la mejora de la accesibilidad al palacio de La Aljafería, además de más carriles-bici en Delicias, Miralbueno y La Almozara, donde tampoco ha entrado en el programa un proyecto de accesibilidad cognitiva.

Más que en Valencia o A Coruña, menos que en Madrid

Giner, que destacó “la diversidad que reflejan” las propuestas, declinó adelantar fechas para la ejecución completa de los proyectos seleccionados por los vecinos. “Variará mucho porque la tipología es muy variada”, dijo, al tiempo que recordaba que “la tramitación está declarada de urgencia” y anunciaba el inicio de un proceso de evaluación del proceso para preparar la convocatoria del próximo año.

En la votación, desarrollada entre el lunes y el miércoles de esta semana, han participado 6.132 personas, de las que 1.073 optaron por votar en las urnas instaladas en las juntas de distrito. Esa participación, que supone el 1,07% del censo local, resulta superior a la registrada en las primeras convocatorias de este tipo realizadas en ciudades como Valencia (0,89%) o A Coruña (0,9%), aunque es inferior a la de otras como Madrid (1,68%).

“Estamos contentos por cómo se ha desarrollado el proceso. Va a haber 113 proyectos de mejora de la ciudad elegidos por los vecinos”, señaló Giner, que apuntó que “estamos en los márgenes de participación de un proceso de este tipo para una ciudad como Zaragoza”. De hecho, esos 6.132 votantes suponen casi la mitad de los 12.767 vecinos habilitados en la plataforma Gobierno Abierto para intervenir en él. Lo habitual es que la afluencia crezca en convocatorias posteriores.

Poca movilización en barrios pudientes y con migración

Más de la mitad de las propuestas sometidas a votación -63 de 113 sobre un volumen inicial de 1.481- fueron realizadas por particulares, mientras en el tejido asociativo han destacado las iniciativas procedentes de las entidades vecinales -30- y de las ampa de los centros educativos -13-.

Por barrios, llaman la atención los elevados grados de participación registrados en dos de clase media y obrera como Miralbueno (5,75%) y La Almozara (2,26%), mientras, por el contrario, destaca el bajo nivel de votantes en los dos distritos más pudientes (0,36% en el Centro y 0,59% en Universidad), en los tres con mayores porcentajes de población migrante, como son Delicias (0,4%), Las Fuentes (0,42) y el casco viejo (0,83%) y en otro como Torrero (0,75%) que, como el anterior, cuenta con un activo tejido asociativo. Giner señaló esos extremos como alguno de los aspectos a analizar una vez cerrado el proceso.

Por edades, el 70,6% de los votantes tenía entre 31 y 50 años, mientras que la participación descendía notablemente tanto a partir de esa edad -6,3% en los mayores del 60- como en los tramos más jóvenes -2,8% en menores de 20-.