Público
Público

La primera clase del curso, entre pancartas

Los profesores informaron a alumnos y padres en su "jornada de lucha"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El primer día de clase suele ser un mero trámite: Entrega de horarios, reencuentros, presentación de los nuevos profesores... Ayer, sin embargo, los alumnos madrileños se encontraron con los centros públicos de Secundaria forrados de pancartas y con un ambiente atípico.

Los docentes aprovecharon la mañana, convertida en 'jornada de lucha', para informar a alumnos y padres de la situación por la que pasan los centros, a la vez que advertían de que la progresiva degradación de la escuela pública, en la que ahondan los recortes en Educación implantados por el Gobierno regional, pone en 'riesgo' el futuro de los jóvenes.

Los docentes entregaron cartas a los padres con sus reivindicaciones

Además, los profesores entregaron a los padres una carta en la que explicaban su situación. Por ejemplo, en el IES María Zambrano (Leganés) la misiva argumentaban las consecuencias de la reducción de la plantilla.

En Madrid casi la mitad de los alumnos el 45,8% estudia en institutos privados o concertados, el segundo porcentaje más alto de España. De hecho, hay barrios en los que las escuelas públicas 'apenas pueden competir' debido a los progresivos ajustes a los que se ven sometidos, según denunciaron ayer varios profesores del IES Mirasierra, uno de los centros afectados.

Rodeado de colegios privados y concertados con capacidad para 4.000 estudiantes este centro afrontó el inicio de curso con 800 alumnos a los que atender y '11 profesores menos para hacerlo como se merecen'. Así se lo hacía saber a sus alumnos Severiano Manrique, profesor de Religión y portavoz del consejo escolar, mientras colgaba una pancarta en el patio.

Algunos estudiantes han empezado a movilizarse por las redes sociales

Enfundado en un mono verde color elegido por los docentes como símbolo de las marchas este veterano docente afirmó que durante los últimos años, a raíz de la crisis, muchos padres del barrio, que se han quedado en paro, 'no pueden pagar la hipoteca del chalet y sacan a sus hijos del centro privado para inscribirlos en la escuela pública'. Así, este curso tiene más alumnos que el anterior y menos docentes, de forma que 'no salen las cuentas', concluyó.

Los alumnos, por su parte, vivieron esta primera jornada de reivindicación de forma menos activa que sus profesores, aunque ya hay grupos que están empezando a movilizarse por las redes sociales. Es el caso de Celia de Andrés, estudiante de 2º de Bachillerato del IES San Juan Bautista, situado en el barrio de Arturo Soria. 'Por una vez, estar enganchados a Tuenti, Facebook o Twitter, resulta útil', explicó esta joven que ya envió a todos sus contactos de internet una invitación animándoles a acudir a las marchas convocadas por los sindicatos bajo el lema #mareaverde.

Y mientras los centros de la Comunidad de Madrid se teñían de verde, el blanco de todas las críticas seguía siendo la presidenta Aguirre y la consejera de Educación, Lucía Figar, a quienes los mismos jóvenes acusaban de 'intentar hundir' la escuela pública 'con inventos como el Bachillerato de Excelencia'.

Uno de sus profesores, Fernando J. López, señalaba que muchos jóvenes se habían enterado ayer mismo de las movilizaciones y, aunque es consciente de que 'algunos se tomarán los dos días de huelga como si fueran unas vacaciones', se mostró convencido de que 'la escuela pública forma a alumnos críticos' y, por lo tanto, estos 'lucharán por sus derechos'.