Publicado: 23.05.2012 11:32 |Actualizado: 23.05.2012 11:32

La primera jornada de huelga en la minería empieza con "paro total"

Los sindicatos denuncian que los presupuestos reducen en un 64% las partidas destinadas a la producción de mineral. Los manifestantes han cortado algunas carreteras asturianas.

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La primera de las cuatro jornadas de huelga general acordadas por los sindicatos para los días 23, 24, 30 y 31 de mayo en las comarcas mineras ha arrancado con paro total en el sector, según informaron fuentes del sindicato SOMA-FIA-UGT a Europa Press. Además, a lo largo de la mañana se están produciendo varios cortes de carreteras en señal de protesta por los recortes que el Gobierno central quiere aplicar al carbón.

En concreto, según fuentes de Delegación del Gobierno, el tráfico permanece interrumpido en el kilómetro 118,2 de la A-66, en Pola de Lena; en la AS-242 a la altura de la gasolinera de Villallana; en la A-8, en El Montico, y en la N-632 a la altura de Muros del Nalón. En ninguno de los casos se han registrado, sin embargo, incidentes de relevancia.

El paro del jueves contará con una concentración en cada una de las comarcas mineras y el día 31 habrá una manifestación conjunta en Madrid. El acuerdo fue ratificado durante una reunión en Oviedo de los dirigentes de las federaciones de la minería de CC.OO. y de la de industria y trabajadores agrarios (Fitag) de UGT.

Con estas acciones, los mineros exigen al Ejecutivo que "cumpla con sus compromisos" y dé "un paso atrás" en las transferencias previstas para la minería en el proyecto de Presupuestos Generales del Estado para 2012, que supone "la condena del sector" y "el cierre de la actividad", según el secretario de Industrias Extractivas de la Federación de Industria de CC OO, Juan Carlos Álvarez Liébana.

UGT destaca que las partidas destinadas a la producción de mineral decrecerían un 64% respecto al año anterior, pasando de 703 a 253 millones de euros. En concreto, las ayudas a empresas pasarán de 301 a 111 millones; las de infraestructuras, de 167 a 101,6; y las de proyectos empresariales, de 167 a 39. Asimismo, las partidas para formación y becas caerán de 56 a dos millones y las de seguridad minera, que en 2011 se cifraron en 12 millones, se anulan.