Publicado: 30.12.2014 20:50 |Actualizado: 30.12.2014 20:50

Los primeros análisis a un posible enfermo de ébola ingresado en Valladolid dan negativo

El Instituto Carlos III de Madrid hará la segunda prueba para descartar definitivamente la enfermedad en 72 horas. El paciente es un agustino recoleto que ha trabajado en Sierra Leona y presentó fiebre el domingo por la mañana 

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:
Un sanitario rocía una solución de cloro a una mujer sospechosa de estar infectada por el virus de ebola en Liberia.

Un sanitario rocía una solución de cloro a una mujer sospechosa de estar infectada por el virus de ebola en Liberia.

VALLADOLID.- Los primeros análisis practicados al paciente hospitalizado en Valladolid como caso en investigación por enfermedad del virus del ébola han dado un resultado negativo, según ha informado hoy el Centro Nacional de Microbiología de Majadahonda, en Madrid, a la Consejería de Sanidad de Castilla y León.

El paciente continúa ingresado y tratado en el hospital de referencia autonómico para este tipo de situaciones y su estado de salud actual "es bueno", han precisado fuentes del Ejecutivo castellanoleonés en un comunicado.

Los resultados de los análisis se han dado a conocer después de que la Junta de Castilla y León adoptara ayer las medidas de precaución previstas "hasta descartar la enfermedad con el ingreso, en régimen de aislamiento" del paciente, misionero, de 40 años, declarado como "caso de investigación por ébola" en el Hospital Universitario Río Hortega de Valladolid.



Está previsto que mañana, miércoles, se practique una segunda analítica, que se efectuará cuando pasen 72 horas desde que se presentasen los primeros síntomas —febrícula y dolor de cabeza— para observar si confirma el resultado negativo y descarta definitivamente la infección por el virus del ébola.

El paciente continúa ingresado en situación de aislamiento, en la unidad especialmente habilitada en el Río Hortega, donde continuará hasta que sea definitiva la confirmación de su negativo y pueda recibir el alta médica.

Además, los dos familiares directos que también fueron ingresados en el hospital -los padres del misionero ingresado- continúan asintomáticos en el mismo centro, a la espera de los resultados definitivos.

Ambos fueron catalogados como "contactos de alto riesgo", ya que habían tenido relación directa y cercana con el paciente, mientras éste tuvo la sintomatología que activó los protocolos de aislamiento, intervención asistencia, epidemiológicos y de protección de los profesionales sanitarios coordinados entre las comunidades autónomas españolas y el Ministerio de Sanidad.

El paciente de 40 años había regresado a España procedente de la zona del áfrica Occidental en la que la OMS ha declarado la epidemia por ébola y, desde su llegada, se encontraba en contacto y controlado por los Servicios de Vigilancia Epidemiológica de Castilla y León, con catalogación de "bajo riesgo", según explicaron fuentes del Ejecutivo autonómico tras activar el protocolo preventivo.

El decimoctavo día de los veintiuno que componen el llamado "periodo ventana" de control epidemiológico manifestó febrícula y dolor de cabeza, síntomas definidos para la activación del protocolo frente al ébola, pero que también es compartida por otras enfermedades, como ocurre con la malaria.

El misionero agustino, René González, destinado en concreto en Sierra Leona, explicó tras su ingreso hospitalario que se encuentra tranquilo y agradecido por la atención recibida, según informó a Efe un familiar del paciente.

El misionero había regresado días atrás a su localidad natal de Olmedo (Valladolid), donde residen sus padres, después de haber permanecido un año en la localidad de Kamalo, donde desempeña funciones educativas y no sanitarias, detalló la fuente familiar después de hablar con René González.