Público
Público

El 'Príncipe de Asturias' rumbo al desguace

Tras 25 años de servicio como buque insignia de la Armada española, viaja ahora hacia Ferrol, donde será desarmado, subastado y desguazado

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El portaaviones Príncipe de Asturias ha zarpado de la Base Naval de Rota rumbo al cementerio de navíos. Tras 25 años de servicio como buque insignia de la Armada española, viaja ahora hacia Ferrol, donde será desarmado, subastado y desguazado.

Felipe de Borbón, en cuyo honor se designó el nombre del buque, ha presidido la ceremonia de despedida. Bajo la mirada del ministro de Defensa, Pedro Morenés, el Almirante Jefe del Estado Mayor de la Armada y otras autoridades, el príncipe ha recordado 'con cariño' su primera estancia a bordo del portaaeronaves en 1989, cuando era alférez de fragata. El heredero de la Corona también ha destacado que la entrada en servicio de este barco 'nos puso de largo en construcción naval militar' y que 'supuso un hito fundamental en la historia moderna de la Armada Española'.

Con 195 metros de eslora y una capacidad máxima para 29 aeronaves, el Príncipe de Asturias causará baja en la Armada el próximo junio, según la hoja de ruta diseñada por el Ministerio de Defensa para este buque emblemático de la Marina española. La desactivación del buque se hará en dos fases, una primera de 'inmovilización' en Rota (Cádiz) y una segunda, 'de desarme' en la ciudad gallega, que concluirá en junio.

El buque, capaz de desplazar casi 17.000 toneladas, hará su última navegación desde la base gaditana hasta Ferrol con una tripulación reducida de 220 militares, aunque su dotación habitual es de 596 personas y ha llegado a tener 800. La Armada se decantó por el arsenal ferrolano como 'el lugar idóneo' para el desarme por la disponibilidad del muelle, la capacidad de desmilitarización y la disminución de costes'.

La decisión ha sido criticada en Cádiz, ya que los trabajadores de los astilleros de Navantia en la Bahía , que llevan meses demandando al Gobierno carga de trabajo. Los empleados gaditanos reclamaban que el trabajo se hiciera en sus plantas, dado que Cádiz ha sido la base del portaaviones. Tras desmontar los equipos y materiales considerados útiles, Defensa procederá a subastar el barco para el desguace. 

El portaaviones, que cuenta con un hospital a bordo, fue, durante años, el mayor buque de la Armada española hasta la botadura, en 2008, del Buque de Proyección Estratégica (BPE) Juan Carlos I. En sus 25 años de servicio, ha participado en operativos bélicos como la guerra del Golfo Pérsico en 1991 o con los cascos azules de la OTAN en los Balcanes en 1994 y también en actos como la conmemoración del II centenario de la batalla de Trafalgar en 2005.

La última inversión se acometió en 2007, una dotación de 3.665.000 euros sirvió para la reparación y modernización del portaaviones, el número ocho de los barcos que la Armada ha tenido con el mismo nombre.