Público
Público

¿Quién es el príncipe para presidir el desfile del 12-O?

La falta de un reglamento o protocolo específico en la Casa Real deja todos los imprevistos a merced de la voluntad del rey. Chacón cambió el Reglamento de Honores Militares en 2010 ante una posible ausencia del monarca

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

¿Por qué va a presidir el príncipe el desfile de las Fuerzas Armadas hoy y no la reina consorte o el presidente del Gobierno, por ejemplo? ¿Dónde está recogido que la mujer del jefe de Estado deba ausentarse el 12 de Octubre del palco presidencial y del desfile en ausencia del monarca? ¿Quién decidió y por qué que la infanta Elena no estuviera en el palco en el desfile de 2012 y se sentara junto a Alfredo Pérez Rubalcaba, el líder de la oposición al Ejecutivo?

Desde que la salud del rey empezó a ser un impedimento para el cumplimiento de su agenda y el caso Urdangarin comenzó a revelar comportamientos presuntamente corruptos o éticamente cuestionables en la Casa Real, un caos relativo se ha apoderado de la institución, la cual, a falta de un protocolo o reglamento unificado que rija las funciones del príncipe o de los integrantes de la Familia Real, va tomando decisiones en función de los imprevistos y adaptando los deseos del monarca a una maraña de reglamentos y normas.

Efectivamente, la Casa Real tiene muy claras -y así lo recoge su página oficial en Internet - cuáles son las funciones del jefe del Estado, que están recogidas en la Constitución Española. Además son intransferibles, es decir, que el príncipe Felipe no puede ejercerlas, salvo que el monarca abdique o se declare su inhabilitación temporal y el heredero asuma la Regencia.

Por esto, aunque el príncipe acudirá a Panamá a diversos actos paralelos a la celebración de la Cumbre Iberoamericana, no podrá asistir a las reuniones de máximo nivel: las de jefes de Estado y presidentes de Gobierno, en las que España estará representada por Mariano Rajoy como la más alta autoridad del Estado.

El príncipe  no puede ejercer las funciones, salvo que el monarca abdique o se declare su inhabilitación temporal' Sin embargo, Felipe de Borbón sí presidirá hoy el desfile de las Fuerzas Armadas en representación de su padre, aunque el jefe supremo (capitán general) de las mismas es éste y el príncipe tiene el grado de teniente coronel, por debajo, como mínimo, del jefe del Estado Mayor de Defensa (Jemad) y los jefes de los tres Ejércitos.

El príncipe de Asturias puede sustituir hoy al monarca, en primer lugar, porque es deseo y orden de éste, y en segundo lugar, porque en mayo de 2010, la Casa Real y la ministra de Defensa, Carme Chacón, arreglaron la que podía ser -y no fue finalmente- una situación similar a la actual con un real decreto que modificó el Reglamento de Honores Militares (1984) y desarrolló los 'Honores al Heredero de la Corona' (art. 12) frente al aglutinador 'Honores a S.A.R. el Príncipe de Asturias y a SS.AA.RR. los Infantes de España' de 1984.

El reglamento se modificó en 2010 por si el rey no podía acudir al desfile del Día de las Fuerzas Armadas el 30 de mayo de ese año, debido a una cirugía pulmonar, aunque finalmente, sí presidió el desfile.

En cualquier caso, Felipe de Borbón no recibirá hoy los mismos honores militares que su padre y, por ejemplo, tendrá una versión breve del himno nacional y los soldados que portan las banderas de las unidades no se inclinarán ante él. Para evitar, además, choques con los honores que debería recibir la consorte -distintos según el Reglamento-, la reina Sofía no estará ni en el palco ni en el desfile. Sólo la princesa Letizia acudirá acompañando a su esposo, ofreciendo una imagen inédita en un palco muy concurrido hace años, y la pareja, la reina y la infanta Elena estarán posteriormente en la recepción institucional del Palacio Real.

En 30 años de democracia, nadie se ha ocupado de desarrollar la ley orgánica sobre la CoronaEl acto de este sábado-con la ausencia del rey por primera vez desde que lo es- y la Cumbre de Panamá -ídem- viene a dar la razón al debate abierto sobre la necesidad de definir el papel del Príncipe y cada uno de los integrantes de la Familia Real con el desarrollo de la ley orgánica sobre la Corona que recoge la Constitución en su artículo 57.5 y de la que nadie se ha ocupado en 30 años de democracia y mientras el rey gozaba de buena salud.

Los portavoces de la Casa Real reconocen que no existe un protocolo o reglamento 'específico' para ella, aunque 'hay numerosa legislación sobre el tema', que es la que se sigue, como el Real Decreto 2099/1983 de 4 de agosto 'Ordenamiento General de Precedencias en el Estado'; el Real Decreto 684/2010 de 20 de mayo 'Reglamento de Honores Militares'; el Acuerdo de 23 de noviembre de 2005 del Pleno del Consejo General del Poder Judicial, por el que se aprueba el Reglamento 2/2005 de honores, tratamiento y protocolos en los actos judiciales solemnes, o la Ley 39/1981 de 28 de octubre que regula el uso de la bandera de España y el de otras banderas y enseñas, entre otros que, en ningún caso, definen el papel del príncipe o al Familia Real en ausencia del rey salvo lo que éste indique y que no sean funciones del jefe del Estado.