Público
Público

Un príncipe de la sensatez nunca entra en detalles

¿Es Rajoy menos de derechas que Aznar? Muchos lo creen, pero nadie lo sabe

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La ideología de Mariano Rajoy es un enigma. Precisemos: no es un enigma si se considera así en general, pero sí un enigma cuando se intenta entrar en detalles. Del candidato del PP podría decirse lo que del protagonista de aquel chiste al que le preguntaban qué tal estaba y contestaba que bien, siempre que no entrara en detalles. El problema con Rajoy es que no hay manera de que entre en detalles. El muy cuco ha debido leer a Oscar Wilde, que nos enseñó que lo único importante son los detalles, y por si acaso se guarda muy bien de revelarlos. Si le preguntaran por su ideología diría que es de centro reformista, pero si le pidieran más concreción sólo añadiría: 'Se lo diré a usted muy claro, mi ideología es la sensatez, el sentido común, amigo mío, ¡el sentido común!'.

El moralista Joseph Jou-bert decía que 'la sensatez es una ciencia por la que discernimos las cosas que son buenas para el alma y las que no lo son'. Para el alma, sí, pero no para la política. El sentido común está bien para la vida diaria: consiste en no comer como un cerdo, no beber como un borracho o no quitar ojo a los amiguitos del alma. De los escasos franceses que se sumaron a la Resistencia contra los nazis nadie habría dicho que eran personas sensatas. Por eso Rajoy jamás se habría unido a ellos, del mismo modo que siendo estudiante jamás fue antifranquista ni acudió a manifestación alguna por la democracia, aunque tenía perfectamente edad para ello: porque el sentido común de entonces dictaba que había que estudiar, quedarse en casa y preparar oposiciones.

¿Es Rajoy menos de derechas que Aznar? Muchos lo creen, pero nadie lo sabe

Rajoy es un hombre de derechas, pero mucha gente piensa que no tanto como Esperanza Aguirre, Mayor Oreja o incluso Aznar. El caso es que hasta ahora ha sido imposible saberlo. He aquí algunas de sus frases extraídas de la combativa y documentada página de internet www.losgenoveses.net:

Sobre Camps: 'Yo creo en ti. Y yo estaré detrás de ti, delante, al lado, me da igual' (junio de 2009) y 'Dije que no iba a acabar con la carrera de Camps sólo por los trajes, y lo mantengo, yo no doy bandazos' (febrero de 2011). ¿Su sentido común suscribiría hoy esas palabras?

Sobre Irak: 'Mire, que Irak tenía armas de destrucción masiva y que las tiene es casi un hecho objetivo. Yo tengo la convicción de que aparecerán las armas de destrucción masiva' (abril de 2003). ¿Su sentido común suscribiría hoy esas palabras?

Sobre la catástrofe del Prestige: 'Se piensa que el fuel está aún enfriándose, salen unos pequeños hilillos () con aspecto de plastilina' (diciembre de 2002). ¿Su sentido común suscribiría hoy esas palabras?

Le ocurre a Rajoy con su sentido común lo que a Grocuho Marx con sus principios, que si a alguien no le gustaban tenía otros. Y es que, contra lo que proclama de sí mismo, el sentido común suele ser más bien cambiante. Tanto como lo es la propia memoria, cuya habilidad para borrar el rastro de los detalles comprometedores siempre fue de una eficacia proverbial. Al menos hasta que llegó el maldito internet.