Público
Público

Ingresa en prisión un joven acusado de violar a su novia menor de edad en Teruel

El juez decreta su ingreso en la cárcel para evitar que reincida y que se fugue

Publicidad
Media: 4
Votos: 1
Comentarios:

telefono maltrato 016

El magistrado del Juzgado de Instrucción nº 3 de Teruel ha dictado auto de prisión provisional y una orden de alejamiento para un joven acusado de abusar de su novia menor de edad y violarla, según informan fuentes judiciales.

El titular del juzgado, especializado en violencia contra la mujer, considera al hombre como posible autor de un delito de violencia contra la mujer en su modalidad de agresión sexual.

Los hechos ocurrieron el pasado día 10 de julio en Teruel cuando el investigado mantuvo relaciones sexuales a la fuerza con su novia, una menor de edad, a pesar de que la víctima se opuso y se negó rotundamente a ello hasta en cinco ocasiones y "opuso toda la resistencia que le era posible", según explican las mismas fuentes.

Expresa el magistrado en su auto que las manifestaciones de la menor "no adolecieron de error, ni contradicción ni inexactitud alguna".

Corrobora el juez en su auto que el joven fue plenamente consciente de que mantenía relaciones sexuales y tocamientos corporales sin consentimiento ni autorización de la víctima, siéndole totalmente indiferente dicha oposición o resistencia.

Tras analizar toda la prueba practicada en las diligencias, el juez ha decretado su ingreso en prisión para evitar que pueda actuar contra la integridad física y psíquica de la menor y ante el riesgo de que pueda cometer otros hechos delictivos similares, añaden fuentes judiciales.

Señala además que se trata de asegurar la presencia del investigado en el proceso ante la existencia de un manifiesto riesgo de fuga teniendo en cuenta que las penas máximas con la que se castigan los delitos perpetrados son superiores a dos años de prisión (prisión de 6 a 12 años).

Por la gravedad de los hechos ocurridos, la peligrosidad del acusado y el peligro para la integridad física y psíquica de la menor, el instructor ha dictado una orden de alejamiento con la prohibición de que se aproxime a menos de 500 metros de ella y comunicarse con ella.

Además le prohíbe residir o acudir a la ciudad de Teruel durante todo el tiempo que duren las diligencias judiciales abiertas.